Emerge en Fisterra un mercante portugués hundido en 1927

Juan Ventura Lado Alvela
j. v. lado CEE / LA VOZ

CARBALLO

MARCOS RODRÍGUEZ

El «Silva Gouveia», de 64,5 metros de eslora, iba cargado de azúcar

09 mar 2014 . Actualizado a las 07:10 h.

Los temporales de las últimas semanas no solo han traído desgracias a la Costa da Morte. El intenso barrido de arena realizado por el mar ha dejado al descubierto en la playa de O Rostro de Fisterra un vapor portugués que varó en esta zona, también por una tormenta, el 23 de diciembre de 1927.

Aunque lo que queda del pecio es básicamente parte de su estructura metálica, en la que todavía se pueden observar los remaches con los que se fijaban las piezas en la época, permite advertir que se trata de un buque imponente con 64,5 metros de eslora por 10,16 de manga.

En su gran mayoría ya fue desguazado en el propio lugar y lo que se conserva es lo que escapó del soplete por encontrarse ya entonces bajo la arena.