El temporal rompe de nuevo la Pedra de Abalar y el muro frontal del santuario da Barca

La fuerza del mar derribó la construcción que separa el templo muxián de las rocas


Carballo

El fuerte temporal que afecta a todo el litoral gallego ha vuelto a dejar numerosas consecuencias en Muxía. Y de, nuevo, en el santuario de la Virxe da Barca, afectado en la noche de Navidad por un gran incendio. En esta ocasión, la fuerza de las olas ha roto de nuevo la Pedra de Abalar. Lo ha hecho por la misma zona por la que ya rompió en otras ocasiones. La última vez que se arregló fue en el año 2005.

La fractura fue detectada a mediodía por miembros de Protección Civil, y aparentemente el desprendimiento es parcial, sin que el trozo se haya separado del todo de la piedra principal. Para comprobar los daños en detalle habrá que esperar a que baje la marea, ya que acercarse hasta esa zona es peligroso.

Por otro lado, el oleaje ha dañado considerablemente el pretil que separa el templo de las rocas, un muro de unos 50 centímetros de altura y un considerable ancho. Ocurrió a primera hora de la mañana. Es el lugar donde numerosos vecinos turistas y visitantes se sientan habitualmente para observar la belleza del mar.

Esta no ha sido la única incidencia en Muxía, donde el temporal ha dejado más destrozos en O Coído y también ha roto el pantalán del Club Náutico. Asimismo, ha causado inundaciones en la DP-2303, la carretera que une Os Muiños con Cee, a la altura del kilómetro 1,5, según informan fuentes de la Policía Local. Por otra parte, la fuerza del mar ha hecho que soltase amarras el barco Hermanos Sambad, aunque han logrado que no se hundiese ni fuese llevado por el mar. Los agentes y Protección Civil trabajan desde primera hora de la mañana para hacer frente a todas las incidencias.

«¿Que o mar rodease o santuario coma hoxe? Iso non o viramos nunca»

Los marineros con más experiencia y edad incluso se muestran sorprendidos por la fuerza del temporal: «¿Que o mar rodease o santuario? Iso non o viramos nunca». Con el mar bajo, el agua llega a zonas donde a veces ni lo hace en pleamar. Temen incluso, al igual que Protección Civil o Policía Local, que la nueva subida de mar incremente los destrozos.

Mientras, el alcalde de Muxía, Félix Porto, ha recorrido durante toda la mañana el municipio para comprobar los desperfectos del temporal, entre los que también se encuentra la rotura de las pasarelas de madera de todas las playas del concello. Incapaz de calcular los daños por ahora, permanece al lado del santuario, donde asegura que «o problema témolo sobre todo la Pedra de Abalar». El mal estado del mar y las grandes olas impiden acercarse a ella para tratar de reducir de alguna manera los efectos de las acometidas del mar. Porto espera que la pleamar que viene no cause mayores daños o rompa del todo la piedra: «Cruzamos os dedos». Afirma que todo el equipo de Protección Civil está alerta y asegura que hay que esperar a que cambie el tiempo para empezar a cuantificar los daños de este temporal que, de nuevo, se va vuelto a cebar con Muxía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
134 votos

El temporal rompe de nuevo la Pedra de Abalar y el muro frontal del santuario da Barca