Cien años bien valen una fiesta


Aurora Ramos Pereiro reunió ayer a la mayor parte de su familia más cercana para celebrar su cumpleaños. Se reunieron más de 30 personas, muchas de ellas llegadas desde Madrid. La ocasión no era para menos porque Aurora cumplió el viernes cien años, ni más ni menos. La abuela del técnico cultural del Concello de Cabana y guía de Dombate y Borneiro, Ángel Eiroa, disfrutó de la celebración, ya que tiene sus facultades intactas. Solo le han detectado una leve sordera, lo que no le impide continuar muy activa. Ningún miembro de su familia recuerda que haya ingresado nunca en un hospital. foto ana garcía

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Cien años bien valen una fiesta