Los productos de la Costa da Morte se acercan a Japón


Hace alrededor de 30 años, el empresario japonés Hirosuke Matsui, propietario de cinco restaurantes y 25 tiendas en Tokio en las que vende y sirve productos españoles, viajó a la Costa da Morte con el objetivo de llevarse a su país todo el erizo que extraían las cofradías de la comarca. Su objetivo no salió adelante, pero en aquella visita forjó una gran amistad con el laxense José Manuel Pato, que años más tarde viajó a Japón para llevar a cabo contactos comerciales. Matsui le devolvió después la visita, y en 1996, por ejemplo, estuvo en la Mostra do Encaixe de Camariñas, donde volvió a enamorarse de la Costa da Morte. Esta misma semana regresó a Galicia y a Laxe, donde José Manuel Pato, presidente de la Gran Orden Gastronómica Costa da Morte, lo nombró miembro de la entidad. No en vano, el empresario japonés es un ferviente admirador de gastronomía de la comarca, que también promociona en la tierra del sol naciente. Además, se llevó de recuerdo varios carteles de la Festa da Carballeira, porque, curiosamente, una de las empresas de Matsui se llama Zas. Sí, en honor al concello de Soneira.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Los productos de la Costa da Morte se acercan a Japón