Una camariñana expone en Lorca una mantilla de encaje como la de la Reina

carballo / la voz

CARBALLO

Amalia Vigo exhibe la mantilla de seda que puede adquirirse por 7.000 euros.
Amalia Vigo exhibe la mantilla de seda que puede adquirirse por 7.000 euros. PACO ALONSOLA VERDAD

La artesana Amalia Vigo lleva más de 20 años participando en la feria de muestras internacional de Murcia

27 sep 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

La presencia del encaje de Camariñas en las ferias de toda España es conocida. Cada vez más, pese a las dificultades (económicas, sobre todo) que acarrea la logística de los viajes.

Al margen de las redes comerciales del siglo pasado, con conexiones internacionales, puede decirse que Amalia Vigo Rego, de Encaixes Melania, con base en la avenida da Coruña de Camariñas, es una de las pioneras modernas. Ayer relataba sus numerosas presencias por todo el país desde hace décadas. Y lo hacía desde Lorca (Murcia), bella ciudad a la que el terremoto dio fama, aunque ya la tenía por su conjunto monumental.

Amalia participa desde hace 23 años en la Feria de Artesanía de la Región de Murcia (Feramur), que ya va por las 30 ediciones. Tiene más de un centenar de estands de ocho países. Es la veterana con diferencia (hace cinco años se lo reconocieron con una placa) y la única gallega. Lo que más llama la atención de su espacio es la réplica de la mantilla de seda como la que la entidad Rendas regaló a la reina Sofía con motivo de la boda de la infanta Elena. Es espectacular por la elaboración (un año de trabajo), medidas (dos metros por 80 centímetros) y precio (7.000 euros). Hasta el domingo podrá verse. O comprarse, si el cliente se da un capricho. Pero Amalia lamenta que la crisis se nota cada vez más.