Como en los mejores días del San Xoán, la calle Coruña de Carballo volvió ayer a abarrotarse. La música sonó de nuevo y muchos carballeses se vistieron de fiesta. No, no había concierto, sino que se celebró la selección para participar en el ya tradicional desfile de otoño del Centro Comercial Aberto (CCA). Una cita que a la vista de los resultados de ayer, acabará por convertirse en un imprescindible para la sociedad carballesa. «E iso que aos modelos non lles pagamos», bromeaba la gerente del CCA, Maricarmen Freire Areosa, al comprobar, mientras entregaba los números a los participantes, que la cola de candidatos llegaba en muchos momentos hasta la calle Martín Herrera. Modelos aficionados (cerca de 400) que esperaron con paciencia su turno y que debían demostrar su valía en menos de diez segundos. Un corto paseo sobre alfombra roja que a muchos, adolescentes en su mayoría (el 60 % de los candidatos tenía menos de 15 años), se les hizo demasiado largo. Alguno incluso confesaba, tras pasar la prueba, que había hecho el recorrido sin respirar. De ahí el intenso suspiro que exhalaban al terminar.

Otros, en cambio, como un pequeño de apenas cuatro años, recorrían la alfombra roja, a toda velocidad, como si intentasen batir algún tipo de récord. Carreras que provocaban la risa entre los miembros del jurado, que este año contó con un «presidente» especial, el humorista Xosé Antonio Touriñán, una de las mitades de las Cantareiras de Ardebullo. Como un auténtico profesional, fue anotando los números de los modelos que más le gustaban, mientras que José Luis Castro Couto fotografiaba a todos los candidatos.

El nombre de los seleccionados para participar en el desfile, se conocerá, explicó Maricarmen Freire, dentro de unas dos semanas, tiempo necesario para repasar todas las imágenes y elegir a los modelos que mejor se ajusten a las propuestas de los comercios carballeses que participarán en el desfile.

Habrá que esperar hasta el próximo día 28 y acercarse hasta la calle Jacinto Amigo Lera -el año pasado el desfile al aire libre fue un gran éxito y confían en que en esta ocasión también haga buen tiempo para poder repetir- para comprobar qué es lo que se va a llevar este otoño-invierno. Y, al mismo tiempo, ver lo bien que lo hacen los modelos aficionados. Ayer desfilaron con tanta gracia que al jurado le queda un arduo trabajo por delante.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La carballesa calle Coruña volvió a llenarse de modelos