Comienza la cuenta atrás para el estreno del Museo Etnolúdico

Las instalaciones, en la Casa da Cultura de Ponteceso, abrirán el próximo día 27

El Concello está preparando una gran explanada donde podrán practicarse juegos tradicionales.
El Concello está preparando una gran explanada donde podrán practicarse juegos tradicionales.

CARBALLO / LA VOZ

Aunque apenas tiene tiempo ni para respirar, Ricardo Pérez y Verdes es un hombre feliz. Por fin, y no sin tiempo, verá cumplido su sueño. El Museo Etnolúdico de Galicia (Melga), abrirá sus puertas en Ponteceso el próximo día 27. Pase lo que pase, ya no hay vuelta atrás, asegura el incansable coleccionista que ayer mismo comenzó a enviar las invitaciones para la inauguración. «Todos los días surge un problema nuevo, pero no pierdo la ilusión», explica demostrando que su entusiasmo sigue intacto a pesar de que la apertura no haya podido realizarse a finales de agosto, tal y como estaba previsto. «Nos faltaban los muebles, y sin muebles y expositores era imposible», justifica.

Pero al margen de los problemas «técnicos», Pérez y Verdes se muestra convencido de que el Melga será un éxito. Muestra de ello es que ya ha recibido numerosas peticiones de toda España para acudir a visitarlo y durante este verano incluso ha ejercido de guía para turistas que se acercaban a la Casa da Cultura de Ponteceso preguntando por su colección. «Hay mucho interés, muchas ganas de que se ponga en marcha», dice feliz.

Las instalaciones -en la planta baja de la Casa da Cultura- se han quedado pequeñas incluso antes de inaugurarse, porque la cantidad de piezas que ha juntado Pérez y Verdes es ingente y supera, entre juguetes, juegos y material deportivo, los 5.000 objetos, así que no todas podrán exponerse al mismo tiempo. Pero el objetivo de su promotor se verá cumplido en cualquier caso: mostrar la evolución del juego y del deporte tradicional, desde la prehistoria hasta la época actual. No es, por tanto, tal y como se encarga de insistir, un museo del juguete -«ese está en Allariz», añade-, sino una muestra viva, en la que los visitantes no solo podrán comprobar cómo fueron cambiando las formas de divertirse o cómo evolucionaron algunos pasatiempos y deportes que han llegado hasta nuestros días. El Melga será un lugar, además, en el que niños y adultos podrán demostrar su pericia con los juegos de sus tatarabuelos.

Para ello, el Concello de Ponteceso está habilitando una gran explanada situada justo al lado de la Casa da Cultura. Allí, Ricardo Pérez y Verdes instalará paneles informativos, en los que se explicarán las reglas de los diferentes juegos, que los visitantes y vecinos podrán solicitar en el interior del museo. «La idea es que la gente visite la colección y que después pruebe en el exterior lo que han visto dentro», cuenta, al tiempo que insiste en que el Melga es su sueño, pero no su museo. «Es un museo para la gente», asegura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Comienza la cuenta atrás para el estreno del Museo Etnolúdico