La familia del tiroteado en San Fins niega represalias

Una hermana del presunto agresor pudo verlo 5 minutos y comprobar que está bien de salud, pero tocado de ánimo

El sospechoso llega al juzgado
El sospechoso llega al juzgado
t. longueira
cee, carballo / la voz

Una hermana de Daniel Varela Romay, el joven detenido como presunto autor del disparo que alcanzó al carballés Jesús López Noya en la romería de San Fins do Castro, pudo verlo ayer durante cinco minutos en los calabozos del cuartel de Carballo, donde se encuentra recluido.

Fuentes de su familia aseguran que la hermana de Varela Romay pudo comprobar que se encuentra bien de salud y tranquilo, aunque muy tocado anímicamente por lo sucedido. El sospechoso pasó hoy por los juzgados de Carballo para prestar declaración.

Además, la madre de ambos, Angustias Romay Castro, quiso aclarar ayer que lamenta mucho lo que le ha pasado a la víctima y aunque no justifica a su hijo considera que «algo lle tiveron que facer» para que reaccionase de una manera tan violenta.

La mujer reconoce que Daniel siempre tuvo problemas y es «especial» respecto al resto de hermanos. Despliega un carácter afable y amistoso, pero, al mismo tiempo, «cando lle tocan algo del» se vuelve muy agresivo.

Esta dualidad, según explica Angustias se vio incrementada a raíz de la práctica del culturismo, especialmente desde que hace unos meses se enteró de que no podía acudir a un campeonato de la especialidad. Tenía que comer siete veces al día, prácticamente no dormía y estaba «trastornado», señala la madre.

Sin embargo, esa misma frustración le hizo cambiarse al boxeo y gracias a ellos «estaba volvendo a ser o mesmo», afirma Angustias.

Sin represalias

Por otra parte, fuentes próximas a la familia del agredido aseguraron que, en contra de los comentarios que pudiesen surgir en caliente en el momento de los hechos, nadie de los López Noya tiene previsto tomar represalias contra Daniel Varela ni contra las personas de su entorno. Consideran que de eso ya se encargará la justicia.

Del mismo modo, tanto ellos como varios vecinos de Buño, niegan que estableciesen vigilancia alguna en torno a la casa de Angustias Romay con el objetivo de localizar a su hijo, para increparlo o agredirlo en respuesta al ataque del que es presunto autor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

La familia del tiroteado en San Fins niega represalias