«El paisaje de Ponteceso me ha impresionado, así que volveré»

El artista participó en Bergantiños en su primer concurso en Galicia

Pablo Rubén, con la obra con la que ganó el concurso celebrado en Ponteceso.
Pablo Rubén, con la obra con la que ganó el concurso celebrado en Ponteceso.

CARBALLO / LA VOZ

Decidió participar en la segunda edición del Certame de Pintura ao Aire Libre Fernando Álvarez de Sotomayor, celebrado el pasado sábado en Ponteceso, porque tenía ganas de trabajar en el norte y deleitarse pintando agua, uno de sus temas favoritos. Se vino a Galicia casi por casualidad y el azar le trajo suerte, porque el madrileño Pablo Rubén López Sanz (35 años), fue el ganador del concurso con una magnífica acuarela de la desembocadura del Anllóns. La experiencia, asegura, «fue magnífica», y ya está pensando en volver por Bergantiños para sacar de nuevo los pinceles.

-¿Qué le animó a participar en el certamen de Ponteceso?

-Tenía muchas ganas de conocer la zona y además al día siguiente iba a participar en otro certamen en Asturias, así que pensé que era un buen momento para hacer un poco de turismo por el norte de España. De vez en cuando me apetece cambiar de paisajes y variar un poco mis pinturas.

-¿Y qué impresión se llevó de Bergantiños?

-Es una zona preciosa, impresionante. Estoy acostumbrado a La Mancha, que es donde me suelo mover y allí todo son campos amarillos, así que ver el paisaje de Ponteceso fue impresionante. El verde de la naturaleza, el agua de la ría... Fue increíble.

Y además gané, así que mejor, imposible.

-¿Volverá?

-Sí, sí, me han quedado muchas ganas de volver, y seguramente vuelva, porque a mí me gusta mucho hacer temas de agua, estanques, lagos, ríos... Y eso casi no puedo hacerlo, porque al vivir en el centro de Madrid son pocas las ocasiones que tengo para pintar barcos o temas similares y en Galicia hay muchos temas que se ajustan a mi pintura. El paisaje de Ponteceso me ha impresionado, así que volveré.

-Su currículo desvela que ha ganado más de 300 certámenes de este tipo, así que es obvio que se siente cómodo con la pintura rápida.

-Es una modalidad en la que me desenvuelvo bien y me gusta mucho, porque además de pintar, me permite viajar. Y me resulta muy cómodo el hecho de resolver el cuadro en un solo día.

-¿Nunca se queda con ganas de hacer algún retoque?

-No, nunca me ha pasado eso, porque desde el momento en el que cojo el pincel para empezar el cuadro ya tengo muy claro lo que voy a hacer y cuánto tiempo me va a llevar. Siempre pinto con las ideas muy claras y ajusto el tema siempre en función del tiempo que me dan, así que cuando el cuadro está acabado no le falta nada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«El paisaje de Ponteceso me ha impresionado, así que volveré»