Música y buena compañía para las noches de verano

Los vecinos de Leiloio disfrutaron de una gran fiesta.
Los vecinos de Leiloio disfrutaron de una gran fiesta.

Dicen que amansa a las fieras, pero tampoco es cuestión de comprobarlo, no vaya a ser que no se cumpla la teoría. Sin embargo, lo que sí está claro es que resulta casi imposible encontrar a alguien a quien no le guste la música. La hay para todos los gustos, así que es muy sencillo encontrar algún tema con el que relajarse, bailar o simplemente disfrutar de las noches de verano que, por fin, parece haber llegado a la Costa da Morte. Y música, de la buena y de todos los estilos, no ha parado de sonar en todo el fin de semana. Los amantes de los ritmos caribeños gozaron de ellos el sábado en Carballo en la 27.ª edición de la Mostra de Habaneras, organizada por la Coral Polifónica de Bergantiños. La agrupación tiene el relevo muy bien asegurado, tal y como demostraron los jóvenes integrantes del coro infantil Voces Brancas, que dirige Gloria de los Ángeles Pardines Rojo. Los niños lo hicieron fenomenal, igual que los mayores del grupo profesional.

Fantástico fue también el concierto que ofrecieron los alumnos de violín y piano de la Escola de Música de Vimianzo. Nerviosos, porque sus profesoras, Tatiana y Dasha Pankrátova, siguieron muy de cerca unas interpretaciones que los chicos lograron solventar con éxito y muchos aplausos.

Mucho más bailables fueron los compases que el sábado por la noche sonaron en las parroquias malpicanas de Leiloio y Cerqueda, donde la animación se prolongó casi hasta el amanecer. Buena temperatura y buena compañía en el Encontro Cultural de Leiloio, en el que los vecinos también disfrutaron de una sabrosa churrascada y de numerosos grupos de música tradicional de la comarca, además de las propuestas más modernas del solista Sebas Rojo.

Muy cerquita, en la aldea de As Pozacas, en Cerqueda, los socios de Monte D?Arxa y de Raigañas también dieron cuenta del churrasco, los chorizos y un sinfín de postres elaborados por los vecinos. La Fest?Arxa, organizada por la entidad que preside Manuel Chouciño Garrido, volvió a ser un éxito, en la que no faltó una gran queimada y, y por supuesto, música. La que interpretaron los grupos de la asociación Raigañas y la de Belén Rey y Kiko Iglesias, los integrantes del grupo Trastes, de Cances, encargados de animar la velada hasta bien entrada la madrugada.

No está muy claro si la música amansa a las fieras, pero sí que hace perder la noción del tiempo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Música y buena compañía para las noches de verano