La valorización de la leche es uno de los grandes retos

m. varela / C. viu CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

Los estudios de Radio Voz acogieron a los siete participantes en el encuentro.
Los estudios de Radio Voz acogieron a los siete participantes en el encuentro. FOTOS JOSÉ MANUEL CASAL

El uso de los briks como reclamo comercial exaspera a todos los agentes relacionados con la producción láctea

07 abr 2013 . Actualizado a las 07:10 h.

Con la campaña láctea recién comenzada, los contratos y los precios fueron los dos asuntos que provocaron las intervenciones más intensas. Todos los presentes convinieron en que es necesaria la valorización de la leche, un producto que los consumidores consideran de poca importancia, a pesar de que es uno de los alimentos más completos que existe, según explicó José Luis Antuña. Roberto García y el director general de Feiraco coincidieron en que el motivo de esta situación es la utilización de los briks como producto reclamo por parte de las distribuidoras.

Productores y sindicatos demandan que no se puedan vender los briks por debajo del coste. Roberto García incluso señaló que debería aplicarse la misma legislación que para las bajas temerarias que hacen las empresas constructoras, en tanto que José Luis Antuña recordó por muy barata que se comercialice la leche, ello no significa que influya en la cesta de la compra porque «los demás productos compensan las pérdidas».

Compromiso

Roberto García recordó «o compromiso do Goberno asturiano con Central Lechera Asturiana e o dos andaluces con Puleva. Os executivos e o sector financeiro apoiaron as súas industrias, pero quen apuntillou a Leyma foi Caixa Galicia». Explicó además que en la distribución «o compromiso de Gadis non é activo», en referencia a la comercialización de briks por debajo de los 50 céntimos el litro. También se refirió al compromiso que el presidente de la Xunta adquirió con el sector tras la huelga de entregas. La ley de calidad alimentaria ya está en el Parlamento, pero no es seguro que se incluyan las medidas que pidió el jefe del Gobierno gallego. Asimismo denunció que algunas industrias ofrecen a los productores contratos a meses ya vencidos, algo que refrendó la secretaria xeral del SLG. Más conciliador fue Juan García, de Xóvenes Agricultores, que consideró estos acuerdos como un avance, en tanto que José Luis Antuña, que también es presidente de la Inlac (organización interprofesional láctea), señaló que solo se registran los que se firman por un año y que en la actualidad los tienen el 60 % de las granjas gallegas.

Para todos los presentes también existe el problema de una dependencia excesiva de la leche líquida, un producto con poco valor añadido que es lo que hacen las principales industrias gallegas. Esa carencia en lo relativo a la transformación se suple con los bajos precios.