Los preferentistas colapsan la oficina principal de NCG Banco

Durante tres horas realizaron ingresos y reintegros, abrieron y cerraron cartillas y solicitaron diversas gestiones para entorpecer la actividad


Carballo / la voz

Los afectados por las preferentes de Bergantiños anuncian más medidas de protesta y más contundentes que las concentraciones de los jueves delante de las cinco sucursales de las antiguas cajas en Carballo. Ayer ofrecieron un anticipo, al acudir en masa a la oficina principal de NCG Banco para intentar colapsarla. Durante tres horas realizaron todo tipo de gestiones: solicitar información sobre sus cuentas, retirar un euro, volver a ingresarlo, abrir una cartilla y luego cerrarla... Y así hasta que consiguieron su objetivo.

La justificación para esta nueva acción de protesta es que los preferentistas están empezando a recibir cartas de las entidades financieras en las que se les comunica la quita y se les emplaza a acudir a pedir más información en sus oficinas. Pero, sobre todo, alegan que siguen siendo clientes del banco, «e agora tamén somos accionistas, así que aínda nos teñen que tratar mellor», expuso un portavoz.

Los afectados, que accedieron a la sucursal seguidos de varios agentes de la Guardia Civil, se mezclaron durante toda la mañana con otros clientes, sorprendidos por la invasión. A la salida, algunos manifestaron su apoyo a las reivindicaciones y otros se declararon molestos porque las gestiones continuas de los preferentistas ralentizaron la atención al público. También hubo quejas entre los empleados de la entidad. «Van contra nosotros, cuando nosotros no tenemos la culpa de nada. Nos limitamos a hacer lo que nos mandan, y hay gente que lo entiende, pero otra no», señaló una trabajadora de NCG Banco. Según comentó, personalmente apoya las demandas de los afectados, pero asegura que muchos compañeros tienen miedo porque están recibiendo amenazas. «Ellos son las víctimas, pero se están pasando», manifestó.

La plataforma alega que todas las movilizaciones realizadas hasta el momento han sido tranquilas, e incluso en el colectivo hay quien piensa que demasiado. «En Tui chamaron a corenta persoas á arbitraxe nunha semana, e aquí foron vinte en tres meses», una «discriminación» que achacan, precisamente, a que las protestas en Pontevedra no son tan pacíficas. De todos modos, advierten de que algunos afectados están atravesando situaciones muy difíciles que pueden desembocar en otro tipo de acciones «das que xa non nos imos facer responsables», dicen.

Para el 14 de abril preparan una gran manifestación por las calles del centro carballés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

Los preferentistas colapsan la oficina principal de NCG Banco