El cooperativismo agrario supone grandes beneficios

luis garcía

CARBALLO

Los integrantes de la expedición de Fonteboa, junto a una de las máquinas de la CUMA de La Croisière.
Los integrantes de la expedición de Fonteboa, junto a una de las máquinas de la CUMA de La Croisière.

Algunas CUMA francesas facturan más de 600.000 euros al año

22 mar 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

La CUMA de La Croisière, en la localidad francesa de La Bruiffieère, a pocos kilómetros del centro de Meslay, es la más grande del departamento de La Vendée, tanto por su facturación anual (650.000 euros), como por el número de máquinas y aperos (240). Las CUMA, cooperativas de utilización de maquinaria agrícola, existen formalmente en Francia desde 1945, a instancias de Tanguy Prigent, ministro de agricultura del presidente De Gaulle. La Vendée fue uno de los primeros departamentos donde la semilla de estas agrupaciones germinó con fuerza, dado que el campo ya estaba preparado y había una cultura imbuida en los valores de la ayuda mutua y solidaridad.

Con la idea de estas agrupaciones se trataba de mecanizar el campo francés sin endeudar las explotaciones agrícolas, sobre todo las familiares, en esos años de posguerra y de penuria alimentaria. Con la Ley de CUMA los agricultores franceses de entonces se habían comprometido a cambiar de época, pasando de las ayudas ocasionales a poner en común los medios de producción, aprovechando la llegada de los primeros tractores importados de Estados Unidos, a través del Plan Marshall.

Al día de hoy, hay más de 12.000 entidades de este tipo de Francia, integradas en la Federación Nacional. La Vendée, con cerca de 400, es el primer departamento en número de CUMA; todas ellas integradas en la Federation Departamentale, creada en 1970. El 70 % de los agricultores están asociados a una o varias.