carballo / la voz

Carballo fue, una vez, la capital gallega del salvamento, del socorrismo convertido en competición. Las gradas de la piscina se llenaron de gente para animar a unos jóvenes que no solo hacen deporte, también entrenan la solidaridad y compiten para aprender a salvar vidas en el futuro. Ayer comenzó un torneo muy especial.

La primera jornada del campeonato gallego de salvamento y socorrismo de inverno 2013 para las categorías de base fue una fiesta, que tuvo lugar en la piscina municipal Bergantiños. Ocho clubes de Galicia y 230 deportistas lucharon por los premios en las categorías infantil y cadete. Hoy le toca el turno a los alevines (10.00 a 14.00 horas).

Y no todo fue deporte, porque, al ser entroido, las madres de los deportistas del Sysca, el club anfitrión, se animaron a acudir disfrazadas a la piscina, con lo que llenaron las gradas de colorido.

El alborozo dio más animación a la competición, pues había animación en las bancadas, en las que también había seguidores de los clubes Sal (A Laracha), Cerceda, Sasa (Sada), Salvar (Arteixo), Umia (Caldas de Reis), Sapo (Pontevedra) y Salvamento Sanxenxo. No acudió el equipo de Ponferrada.

La competición se desarrolló de forma ágil mañana y tarde. Las 16 pruebas se sucedieron unas detrás de otras, mientras las madres seguían con nervios el desarrollo de la competición mientras empujaban con sus gritos a los chavales. La temperatura en las instalaciones era de 30 grados. El calor ambiental subía cuando las series llegaban a su fin y había medallas en juego.

Hoy le toca el turno a los más pequeños. Se adivina otra jornada bonita de deporte trepidante.

Votación
2 votos

Carballo, meca del salvamento