La investigadora carballesa instalada en Alemania cursa el doctorado en Australia

la voz

karina pombo garcía melbourne (australia)

El ejemplo de la carballesa Karina Pombo García es el de esas personas que en el domicilio de su carné de identidad lleva escrito ciudadana del mundo. Se formó a medio camino entre la universidad Carlo Bo de Urbino en Italia y la facultad de medicina de la USC en Santiago. Ha recorrido todos los países a los que le ha dado tiempo hasta instalarse en Alemania, donde se dedica a la investigación contra el cáncer, aunque actualmente se encuentra la Monash University de Melbourne, en Australia, con una estancia temporal del doctorado.

«O feito de estar en Australia é un soño que sempre tiven, porque penso que non é o mesmo ir de vacacións a un sitio que vivir Nel. A oportunidade de residir en Melbourne e traballar nun equipo tan aberto e internacional creo que é unha sorte, que estou a aproveitar ao máximo», cuenta la carballesa, que se está formando una opinión de los australianos mucho más positiva de la que circula habitualmente por Occidente. «Traballan duro, o contrario do que se pensa en Europa deles. Están moi ligados ao deporte e iso incítache a unirte a eles. A cultura e a xente de aquí é algo que me está a encantar», añade la joven investigadora, que lleva ya varios años fuera de Galicia, pero estas fueron las primeras Navidades en las que no pudo pasar por la casa de su familia en Carballo, aunque consigue que la lejanía le afecte lo menos posible. «A morriña faise menos cando sabes que os que tes na túa terra están ben e, sobre todo, che apoian e máis cando ti estás a facer o que che gusta», señala.

En este momento de su carrera, a lo que se dedica básicamente es a ir recogiendo vivencias para progresar en el campo profesional e enriquecerse como persona. «Supoño que, como din os vellos, o que garda sempre ten, así que eu estou a gardar experiencias, pensando que aínda se pode facer algo por ter un lugar mellor onde vivir todos», sentencia.

Respecto a la investigación del cáncer en la que está centrada, tanto en Alemania como en Australia, tiene sentimientos duales. «Pode ser un traballo frustrante e apaixoante a partes iguais, pero non cambiaría a ciencia por nada. Iso é coma as viaxes polo mundo: nunca deixan de sorprenderche», concluye Karina, que piensa seguir recorriendo el mundo mientras pueda hacerlo.

«Penso que aínda se pode facer algo por ter un lugar mellor onde vivir todos»

Karina Pombo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos

La investigadora carballesa instalada en Alemania cursa el doctorado en Australia