Dos cormeláns denuncian la muerte de sus perros tras ingerir matarratas

La Voz

La Policía Local de Ponteceso ha abierto una investigación para esclarecer la muerte de dos perros que murieron tras ingerir matarratas. Las denuncias fueron realizadas por los propietarios de los canes y por el dueño de un tercer animal, que se salvó a última hora de morir tras quitarle el dueño una bolsa que tenía en la boca.

Según explicaron algunos residentes, las bolsas con matarratas fueron colocadas «a propósito» en los últimos días en lugares estratégicos de diferentes zonas públicas en las que los animales suelen pasear con sus dueños.

Según explicó el concejal Óscar Rey Calo, toda las hipótesis llevan a pensar que «alguén actúa de mala fe contra os animais». Para el teniente de alcalde, las parroquias de Corme Aldea y Corme Porto son las más afectadas por la presencia de este tipo de productos tóxicos. Óscar Rey dijo que el Concello estudia poner algún tipo de cartelería en determinadas zonas, alertando de las posibles sanciones que se impondrían al autor o autores de este tipo de conductas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Dos cormeláns denuncian la muerte de sus perros tras ingerir matarratas