Sons de Aquí refleja el trabajo de difusión cultural de las entidades de Carballo

Seis grupos de la localidad ofrecieron un magnífico recital

Las cantareiras de San Campio de Cances lucieron también trajes tradicionales.
Las cantareiras de San Campio de Cances lucieron también trajes tradicionales.

CARBALLO / LA VOZ

La pandereta no está reñida con las zapatillas deportivas, ni la gaita con los tacones. La tradición puede llevarse bien con el siglo XXI y todavía hay, por fortuna, quien se anima a emplear su tiempo libre en aprender las muiñeiras, las jotas o los pasodobles, además de las coplas y regueifas con las que antaño disfrutaban en los pueblos de Galicia. Muchas horas de intenso trabajo de recopilación de temas tradicionales y otras muchas de ensayos dan como resultado veladas como la que el sábado por la noche se vivió en el Pazo da Cultura de Carballo, donde una nueva edición del festival Sons de Aquí puso de manifiesto el gran trabajo de difusión cultural que hacen las entidades del Concello.

Con el auditorio lleno se subieron al escenario los integrantes de la Banda de Gaitas Municipal, encargados de abrir el concierto con la Muiñeira de Martiño, a la que siguieron la Foliada de Luxán y el Pasodoble Corrido. Tres piezas que lograron crear ambiente de fiesta en el Pazo y trasladar a muchos a las antiguas romerías.

Las siguientes en actuar fueron las siete jóvenes cantareiras de San Campio de Cances, las únicas que lucieron los preciosos trajes tradicionales. Deleitaron al público con el Canto, muiñeira y pasodoble de Reparada y el Canto, muiñeira y jota de Calo, temas con letras picantonas y con segundos sentidos con los que las niñas lograron despertar sonrisas.

Los miembros de la asociación Lembranzas de Bergantiños, de Bértoa, un ejemplo de grupo intergeneracional, donde los mayores comparten música con los más jóvenes, animaron a bailar (lástima que alguno tuviese que conformarse con mover los pies en la butaca) al son de Vivir na Coruña y el Pasodoble de santa Eufemia.

El grupo de gaitas de la asociación San Cristovo se lanzó al escenario con la Jota de Ferreira de Pantón, a la que le siguió Tempo de Vals, mientras que las cantareiras Xoldreira, de la asociación cultural Nemeth, interpretaron varias jotas, muiñeiras y rumbas.

Arume, de Berdillo, fue la entidad encargada de cerrar el festival, consiguiendo, una vez más, el objetivo que sus fundadores se marcaron allá por 1982: «Recuperación, conservación e difusión do folclore galego e da cultura máis ancestral da nosa terra». Lo lograron con una magnífica selección de temas que los cantarerios y cantareiras de Arume, compartieron en ocasiones con la Escola de Gaitas de la asociación y las cantareiras Névedas.

Un gran recital de música tradicional compatible con tacones y deportivas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Sons de Aquí refleja el trabajo de difusión cultural de las entidades de Carballo