Ponteceso recupera la pasión por los juegos tradicionales

Niños y mayores disfrutaron de la segunda edición del Festipeóns, organizado por el Museo Etnolúdico

Algunos niños fueron capaces de hacer espectaculares acrobacias con sus peonzas.
Algunos niños fueron capaces de hacer espectaculares acrobacias con sus peonzas.

CARBALLO / LA VOZ

«El próximo año iremos a por el récord Guiness e intentaremos hacer bailar 50 peonzas al mismo tiempo», aseguró entusiasmado el director y promotor del Museo Etnolúdico Galego, Ricardo Pérez y Verdes. El éxito de la segunda edición del Festival de Peóns, celebrado ayer en la planta baja del Centro Cultural de Ponteceso, fue tal, que Pérez y Verdes tiene claro que habrá una tercera cita. «Todo el mundo la pidió, así que habrá que seguir trabajando en la promoción y difusión de los juegos tradicionales», explicó.

Durante toda la mañana más de 80 personas probaron suerte con la peonza y la piola (cuerda) que a muchos pequeños les costó (pero lo consiguieron) enganchar en la perrera (la parte superior del trompo). Niños y mayores disfrutaron de una mañana de juegos tradicionales, que en los próximos meses se completará con otras iniciativas, como una liga de billarda, un nuevo campeonato de tirachinas o una exhibición de pompas de jabón. «El broche perfecto, una vez que logremos que todos los vecinos se identifiquen con los juegos de toda la vida, sería hacer un festival con todos ellos», explicó el promotor del Museo Etnolúdico, que ayer disfrutó como un niño enseñando a los más pequeños a disfrutar de un juego que los mayores, como el alcalde de Ponteceso, José Luis Fondo Aguiar, todavía no han olvidado. La peonza del regidor también bailó con éxito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Ponteceso recupera la pasión por los juegos tradicionales