C. VIU

Al final va a ser cierto eso que dicen algunos de que la crisis económica ha contagiado también a otros sectores. Que la sociedad tiene el ánimo tan bajo que hasta el arte está de capa caída y ni a escribir se animan muchos. Quizás sea cosa de la crisis, pero lo cierto es que la octava edición del Certame de Poesía Erótica Illas Sisargas, que organiza la asociación cultural Caldeirón, de Malpica, no recibió este año demasiados textos. «É unha pena que só se presentasen trece traballos, pero a verdade é que todos tiñan unha calidade aceptable e entre eles había tres moi bos», explica el poeta malpicán Paco Souto, miembro de la entidad e integrante del jurado que eligió el poemario ganador y que se dio a conocer el sábado por la noche en la tradicional Cea das Letras. «Sempre tivemos claro que facer un premio cun tema tan concreto ía complicar un pouco as cousas, porque se ben eu estou convencido de que todos os escritores temos algún texto erótico, o difícil é facer un libro completo con esa temática», explica Souto.

Junto con Paco Souto se encargaron de juzgar los textos el técnico de Cultura Antón Noceda y la poeta Elvira Riveiro, que sabe muy bien que se siente al ser escrutada, porque ella fue la ganadora de la edición del año pasado. En esta ocasión el premio fue para Mercedes Leobalde García, de Carral, que presentó el poemario Chamádeme Eva. «É a historia dunha muller dividida en catro partes. As dúas primeiras son moi eróticas, na terceira domina o desamor e na cuarta prima a morte e a dor. E todo iso personificado no lobo, cunha linguaxe moi sinxela pero tamén moi emotiva. A última parte do libro é moi dura, pero é fermosísima, e o conxunto é fantástico», asegura Paco Souto, quien recalcó que Chamádeme Eva, «é un libro de moita calidade e vai gustar moito».

Seguro que muchos se habrán quedado con ganas de leerlo, pero tendrán que esperar, porque el poemario de Mercedes Leobalde no se dará a conocer hasta la Cea das Letras del próximo año. En la que se celebró este sábado se presentó la edición de la obra que ganó la edición pasada, Carnia Haikai, cuya autora Elvira Riveiro, deleitó a los asistentes a la velada con algunos de sus versos. «Este ano tamén fomos pouquiños na cea, pero iso permitiunos crear un ambiente moito máis íntimo e a estancia en Casa Arpón foi, coma sempre, súper agradable», cuenta Paco Souto, quien confía en que el número de participantes crezca en la novena edición. Entre los que disfrutaron de la Cea das Letras estuvieron el presidente de la asociación Caldeirón, Francisco Quiroga López, Paco de Tano, y el alcalde de Malpica, Eduardo Parga Veiga, que en esta ocasión dejó a un lado los debates políticos y disfrutó de la poesía erótica. Sin duda ganó con el cambio.

Homenaje en Camariñas

Aunque las previsiones auguraban una noche de temporal, la lluvia y el viento le dieron una tregua al medio centenar de personas que el sábado participaron en el homenaje a los náufragos que han perdido la vida en la Costa da Morte. Un recuerdo que el delegado en Galicia de la Real Liga Naval Española, José Manuel Pato, y el alcalde de Camariñas, Manuel Alonso de León, centraron en las 173 víctimas del Serpent, el buque británico que se hundió frente a la playa do Trece a las 22.30 horas del 10 de noviembre de 1890. Y allí mismo, exactamente a la misma hora, y el mismo día, se reunieron las integrantes del Coro Municipal de Mulleres de Camariñas y el joven violinista Antonio Rumbo Vidal. Ellos pusieron música a la ofrenda floral que realizaron Pato y Alonso de León, tras los que Rafael Lema leyó un texto enviado por el escritor Juan Campos, ideólogo del homenaje allá por 1990, que en esta ocasión no pudo asistir al acto.

Ruta del Unicornio

La culpa la tuvo un mapa. En la localidad zamorana de Almeida de Sayago lo miraron y se dieron cuenta de que realizando un itinerario determinado hacia Santiago de Compostela lograron formar la cabeza de un caballo y que si a los pueblos elegidos le sumaban Fisterra lo que conseguía era que el equino tuviera un cuerno. Así nació la Ruta del Unicornio que se completó ayer con la llegada al faro de Antonio Acha, gerente del balneario La dama verde, y de Daniel Murcia, que durante su recorrido emularon a Don Quijote y a Sancho Panza. Evidentemente realizaron el camino en sendas monturas, con las que pasaron por Miranda de Douro, Braganza, Chávez, Verín, Xinzo de Limia, Ourense, Lalín, Santiago y Fisterra. No vinieron solos. Unos setenta vecinos de Almeida de Sayago llegaron en autobús. Con ellos viajaba el alcalde zamorano Domingo Martín, que fue recibido por su homólogo fisterrán, José Manuel Traba, al que no le importó que su cabo se hubiera convertido en un cuerno por obra y gracia de la cartografía y la imaginación. También estuvo el edil de turismo Santiago Insua, y la agente de desarrollo local de Almeida, Sonia Merino, que es una de las responsables del proyecto. La técnico asegura que la iniciativa pretende «la promoción de la comarca» y para que los vecinos de Fisterra y los visitantes puedan conocerla han dejado una exposición en la que cuentan todos los detalles del periplo. Sonia Merino asegura que la muestra podrá verse los fines de semana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La poesía erótica calentó la noche de Malpica