El nuevo PGOM de Carballo queda visto para sentencia

Los redactores presentarán a finales de mes la versión definitiva del documento, que será sometido a aprobación inicial antes de fin de año


Carballo / la voz

Ayer se celebró la penúltima comisión informativa sobre el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) de Carballo. En la siguiente ya será dictaminado, es decir, los cuatro grupos municipales expondrán las posiciones que defenderán en el pleno de la aprobación inicial, en diciembre. Tanto el gobierno como la mayoría de la oposición entienden que no hay motivos para más demoras. De hecho, PSOE y PP coinciden en que la elaboración del documento es responsabilidad del ejecutivo, y el portavoz popular, Alberto Sueiro, volvió a instar ayer al BNG a que la asuma. Manuel Andrade es la voz discordante: «A comisión -declaró el líder de TeGa- é a única competente para decidir o documento que se vai levar ao pleno».

La concejala de Planificación e Desenvolvemento Urbano, Milagros Lantes, está decidida a asumir la competencia que le atribuye la mayoría de la corporación, y ha encargado al equipo redactor que prepare la versión definitiva, con la incorporación de las sugerencias de los partidos que han sido aceptadas, y que se centran en el casco urbano. De hecho, los arquitectos presentaron ayer su informe sobre las propuestas realizadas por los grupos en la comisión anterior, la mayor parte de ellas por parte de Terra Galega (16 en el casco urbano y 19 en los núcleos rurales), aunque, según Andrade, «só aceptan as que non teñen ningunha repercusión na edificabilidade».

Del PP, que formuló «media ducia», no prosperó ninguna. «Non nos poñen fácil que deamos o noso apoio ao plan, porque entendemos que as nosas propostas son razoables e realistas», declaró Juan Carlos Castro, que no quiso anticipar el sentido de voto de su partido hasta conocer la versión definitiva del PGOM.

De cualquier modo, el consenso está roto desde hace tiempo, y Andrade reiteró ayer su «oposición rotunda» al documento, porque «é un proxecto dos técnicos e do goberno, pero non da comisión», argumentó.

El BNG reconoce que el plan que presenta «xa non é o que nós queríamos», tras las modificaciones obligadas por la Secretaría Xeral de Urbanismo, pero Milagros Lantes considera, igual que el socialista José Antonio Viña, que ha llegado el momento de que opinen los ciudadanos a través de la exposición pública. «Non sei se existirá ningún documento en España tan discutido coma este, porque na maior parte dos concellos toda esta fase faina o goberno sen consultar á oposición, pero chega un momento no que hai que tirar para adiante, sobre todo cando a aprobación definitiva non a vas facer ti».

A estas alturas, todos los grupos se darían por satisfechos con sacar adelante el PGOM que se envió a la Xunta para informe previo en el 2011, a pesar de las críticas que también hubo entonces. Pero no va a poder ser.

Votación
3 votos

El nuevo PGOM de Carballo queda visto para sentencia