Enriquecedores intercambios entre Carballo e Italia


Ya lo decía el dramaturgo italiano Carlo Goldoni allá por el siglo XVIII: «El que no sale nunca de su tierra está lleno de prejuicios». Por eso, para no cargar y difundir mitos falsos, nada mejor que salir de viaje, disfrutar de otros lugares y comprobar que no todo lo nuestro es bueno, ni es del todo malo. Vamos, que viajar es vivir y eso es precisamente lo que están haciendo los tres compatriotas de Goldini que ayer fueron recibidos en el Concello por el alcalde de Carballo, Evencio Ferrero Rodríguez. Los tres expedicionarios forman parte de de la asociación que participa en el proyecto del Banco de Tiempo europeo Senior BOT, en el que también está integrado el ayuntamiento carballés.

Aparte de enseñar a los voluntarios carballeses cómo trabaja la asociación Sud-Est Donne, una entidad de carácter social que desarrolla su actividad en la región italiana de Plugia, los viajeros recorrieron la zona, conocieron el folclore gallego e incluso disfrutaron de la piscina municipal, mucho más barata, aseguraron, que en Italia, donde la entrada individual cuesta 10 euros (menuda se montaría en Carballo si para darse un chapuzón hubiese que soltar un billete rojo).

Su viaje a Galicia incluso les dio la oportunidad de sentarse en la Pedra do Cú de San Sadurniño, donde, por supuesto, no faltaron las fotos.

Es la segunda expedición italiana (en la primera ocasión vinieron otros socios de Sud-Est Donne) que visita Carballo y tres carballesas les devolvieron la visita hace unos meses. Dos de ellas, Mari Carmen Villar y Fita Martínez, estuvieron ayer en la recepción que ofrecieron el alcalde, Evencio Ferrero, y la teniente de alcalde, Milagros Lantes Seara, a los visitantes. El encuentro les dio la posibilidad de rememorar su gratificante experiencia en Italia, de donde regresaron encantadas.

En la expedición que llegó ayer a Carballo, y que estará en la localidad hasta el próximo 19 de noviembre, figura la escritora Giulia Basile, que relató algunas de sus experiencias y destacó este viaje a Carballo como parte de «la aventura del conocer, que una afronta con el corazón y con la mente». A partir de hoy empieza el trabajo con los voluntarios del banco de tiempo local y con todos los que se anoten durante la campaña de captación que se va a llevar a cabo durante la estancia de los italianos en la localidad. Pero también habrá tiempo para muchas otras cosas. La directora del CIM, Nieves Castañón, que también participó en la recepción, avanzó que están previstas visitas a los centros de Afaber, APEM y Aspaber, un encuentro con la música tradicional de la mano de Nemeth, contactos con italianos que residen en Carballo y varias salidas por la zona y por la provincia. El alcalde, por su parte, les deseó «que estean moi a gusto en Carballo e que coñezan en Galicia unha realidade diferente». Porque viajar enriquece. Y mucho.

Celebración en La Quintana

No hace falta irse demasiado lejos para disfrutar de un buen viaje. Unos kilómetros son suficientes. Un paseo por Santiago, por ejemplo, es siempre enriquecedor, e incluso, por si a alguien le entra la morriña, resulta relativamente sencillo encontrarse con algunos de los muchos vecinos de la Costa da Morte que viven en Compostela. Como los hermanos García Insua, Manuel Ángel y Félix, naturales de Xaviña (Camariñas) e hijos de Pilar Insua, presidenta de la junta local de la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer. Son, además, dos exitosos empresarios. Hace unos días inauguraron la asesoría Mázcam, que se une al conocido pub La Quintana, donde Alberto Núñez Feijoo y Alfonso Rueda Valenzuela celebraron la victoria del PP en las recientes elecciones autonómicas. Después de quince intensos días de campaña, los populares eligieron ese rincón de la Costa a Morte en Santiago para brindar por el éxito.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Enriquecedores intercambios entre Carballo e Italia