«El arte siempre está conectado con la realidad del que lo ve»

El FIOT abre sus puertas a la compañía venezonala Grupo Actoral 80, que dirige Héctor Manrique


carballo / la voz

El programa central del FIOT retoma hoy su actividad con la compañía venezolana Grupo Actoral 80. Héctor Manrique, actor, director y responsable del Festival Internacional de Teatro de Caracas, está al frente de Acto cultural, una comedia centrada, a su vez, en una representación.

-¿Por qué gusta tanto la fórmula de teatro dentro del teatro?

-Porque para el espectador es una especie de revelación de lo que le pasa al hombre del teatro, al artista, al creador. Le permite ver el escenario desde dentro sin dejar de estar sentado en la butaca y ver los problemas a los que se enfrentan los que están sobre él. Es algo exótico, como hurgar por el ojo de la cerradura, aunque en este caso la obra no es precisamente sobre una compañía de teatro, sino sobre una sociedad cultural que pretende hacer un espectáculo y en esa pretensión lo que acaban representando es el espectáculo de sus propias vidas.

-«Parodia una sociedad paralizada ante una situación de crisis», dice la sinopsis. ¿Alguna relación con nuestra situación ?

-El arte siempre tiene raíz y rayos que lo conectan con la realidad del que lo está viendo, pero viniendo uno del país de donde viene y teniendo en cuenta que nací en Madrid y vengo casi todos los años a España, aunque pueda parecer una visión superficial, lo que siento es que aquí lo que pasa es que al niño le han quitado el chupete y está bravo. La verdadera crisis está en otras partes del mundo, pero también entiendo que cada quien mira la vida a través del espejo que la refleja.

-¿El espectador de aquí se identifica con la obra?

-A mí me gustaría que se identificara o que al menos la entendiera porque, además, lo que los protagonistas intentan interpretar son las peripecias de Cristóbal Colón para llegar a América, así que hay personajes y escenas que suceden en España.

-¿Conocía el FIOT?

-La verdad es que no estábamos muy al tanto, pero siempre nos emociona ir donde hay un público virgen y tengo claro que en España se hacen muchos festivales y que hay una gran actividad, así que espero que no se vea afectada por la crisis actual.

-También dirige un festival.

-El Festival Internacional de Teatro de Caracas, que después de varias ediciones sin haberse podido realizar regresó este año. Fue una experiencia muy estimulante con quince compañías de afuera y quince de Venezuela.

-¿Resulta muy complicado compatibilizar la faceta de creador y la de organizador?

-Digamos, utilizando una expresión moderna, que me cambia el chip, pero nuestra realidad en Venezuela no me permitiría como organizador estar esperando a que un director me llame, o como director, que alguien me diese un subsidio. Para que el trabajo de uno tenga repercusión se requiere de mucha autogestión. Ya Moliere además de dirigir y actuar tenía que organizar las funciones.

-¿Conoce algo de la escena teatral gallega?

-Me queda bastante lejos, pero precisamente una de las cosas por las que organizamos nuestro festival es para conocer lo que se hace en otros lugares.

Votación
1 votos

«El arte siempre está conectado con la realidad del que lo ve»