La comarca ya es el mejor lugar de Galicia para observar aves

Medio Ambiente instaló tres observatorios ornitológicos en la zona

Uno de los nuevos observatorios está situado cerca de la laguna de Baldaio.
Uno de los nuevos observatorios está situado cerca de la laguna de Baldaio.

carballo / la voz

La Costa da Morte se convertirá en una de las mejores áreas del Galicia -la mejor, para determinadas especies- para la observación de aves. Ya lo es por las condiciones que ofrece, pero ahora se potencia más con la colocación de tres observatorios ornitológicos en Baldaio (Carballo), Ponteceso y Caldebarcos (Carnota). Las instalaciones corren a cargo de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, están financiadas con fondos Feder (casi 150.000 euros de presupuesto) y de la colocación se han encargado la empresa Tragsa.

Estos observatorios completan los ya existentes en Cabana (el estuario del Anllóns es el mejor lugar de Península para ver determinadas especies norteamericanas) y Vilafernández, en Olveira-Dumbría, al pie del embalse de Fervenza, otra de las mecas de los amantes de las aves.

Los observatorios, todos en el ámbito de la Red Natura, permitirán admirar la avifauna con fines científicos, divulgativos y educativos, además del aprovechamiento turístico de este recurso natural, de ahí que están pensados tanto para ornitólogos como para el público en general. Además, y según indica la Xunta, su diseño y ubicación evitan el impacto de esta actividad sobre los humedales y sobre sus valores naturales, facilitando el acceso de los visitantes y manteniendo la conservación del entorno. Construidos en madera de pino, incluyen paneles y señalización en gallego y castellano, tanto interior como exterior, con la información más relevante: planos topográficos, pictogramas, consejos de comportamiento, teléfonos de interés, logotipos, definición de los valores del espacio natural, mapa de los humedales correspondientes e ilustraciones de sus especies.

Votación
6 votos

La comarca ya es el mejor lugar de Galicia para observar aves