La carencia de servicios ahoga el puerto deportivo de Muxía

Los socios que están pagando cuotas ni siquiera tienen agua o luz

Varios yates estaban ayer atracados en el puerto de Muxía
Varios yates estaban ayer atracados en el puerto de Muxía

carballo / la voz

El puerto deportivo de Muxía, abierto hace algo más de dos años, reúne dos condiciones que parecen contradictorias. Por una parte, es uno de los mejores de Galicia por instalaciones, capacidad y ubicación. Por otra, no funciona debido a la falta de gestión y servicios, lo que, además de suponer una merma importante en una inversión de más de dos millones de euros, es una pérdida económica para las arcas públicas de Portos (no se recauda nada por los atraques que llegan a diario) y para el pueblo, ya que los visitantes podrían ser muchos más si estuviese regulado.

La situación ha llegado a tal extremo que incluso un grupo de socios del Náutico prepararon una reunión para analizar qué se puede hacer. Muchos propietarios (entre 80 y 90, según las fuentes), con plaza de amarre reservada todo el año, se quejan de que pagan una cuota, pero no reciben nada a cambio, ni siquiera mantenimiento de los pantalanes. La tasa varía en función de la eslora, entre 200 y 600 euros anuales, aproximadamente.

No estos ni los que llegan con frecuencia tienen agua ni luz. «Y nos consta que el presidente de la Xunta quiere que funcione», señalaba ayer el comodoro del club, Joaquín García, indignado con la situación, aunque eso contrasta con la idea, al parecer extendida, de que hay quien «no quiere» que el puerto funcione.

Los pantalanes, con más de 230 amarres, pueden dar cabida a yates de 14 metros, que tendrían que pagar una cuota diaria que, de momento, no se cobra. «Este mes han venido ya treinta y pico barcos, que pasan una media de cuatro días», señala García, y no abonan nada, pero los que vienen me dicen que estarían dispuestos a pagar por los servicios», añade. La precariedad es tal que «no se lava ni una tabla», y son los tripulantes los que se encargan de estas tareas. Opina que es rentable y sabe, por las opiniones que le llegan de otros navegantes, que es un lugar atractivo y rentable. Aunque a veces vayan a cargar agua a puertos deportivos vecinos de ría.

A la espera de ofertas

Portos, propietario de las instalaciones, sacó una vez la gestión a concurso y quedó desierta, y ahora quiere asegurarse de que haya empresas interesadas, según señaló recientemente una portavoz del ente público.

El alcalde de Muxía, Félix Porto, reiteró ayer su disposición a colaborar y apoyar cualquier opción que permita poner a andar el puerto. Reconoce que no es fácil por las tasas que impone Portos. Desde su punto de vista, «é demasiado caro, non se pode cobrar o mesmo que en Sanxenxo». Fue lo que le pasó a la cofradía y al club náutico, que consideraron la gestión inviable con esas tarifas. El regidor, que ya ha pedido entrevistas con el presidente de Portos, sigue a la espera de respuesta y reiterará esta solicitud.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La carencia de servicios ahoga el puerto deportivo de Muxía