Ponteceso se estrenó como capital gallega de la pintura rápida

Los seis premiados, junto a los patrocinadores del certamen.
Los seis premiados, junto a los patrocinadores del certamen.

CARBALLO / lA vOZ

Los paisajes que inspiraron a Eduardo Pondal y los colores que Fernando Álvarez de Sotomayor plasmó en sus cuadros convergieron ayer en la obra de los ochenta autores que participaron en el certamen de pintura que convocó el Concello de Ponteceso. Esta localidad bergantiñana se convirtió ayer en la capital gallega del arte rápida. El éxito de la convocatoria sorprendió a los propios organizadores, que no esperaban tanta concurrencia ni tanta calidad en los trabajos.

El joven sevillano licenciado en Bellas Artes Antonio Barahona Rosales fue el ganador del concurso, con los 3.000 euros aportados por la Diputación y que entregó su vicepresidenta. Antonio Hernández Pérez (Ávila) fue segundo, con 1.500 euros; Marino Ramírez González (Málaga), tercero, con 1.000; Fermín García Sevilla (Tomelloso-Ciudad Real), cuarto; Gabriel Casarrubios (Ávila), quinto; y Julio García Iglesias (Barcelona), sexto. El jurado tardó más de una hora en escoger los cuadros premiados ante la sorprendente riqueza del material aportado por los participantes.

Valoraron los trabajos María Cristina Álvarez de Sotomayor, nieta del pintor homenajeado; Hernán Cortés Moreno, retratista y miembro de la Real Academia de Bellas Ares de Cádiz; Andrés Rábago García, El Roto, ilustrador de El País; Enrique Salvador Sánchez, por parte de la Fundación Luis Seoane de A Coruña, y un representante de La Voz de Galicia, todos ellos presididos por Eduardo Sanz Fraile, pintor de los faros de Santander. De secretario actuó el alcalde de Ponteceso, José Luis Fondo Aguiar.

Desde primeras horas de la mañana, los pintores, llegados de toda España, se expandieron por los rincones pondalianos para plasmar sobre los lienzos los paisajes que aparecen los versos del bardo de Ponteceso. El río Anllóns visto desde las diversas perspectivas fue uno de los puntos más repetidos sobre las telas. Los alrededores de la casa natal del poeta atrajeron a un buen número de artistas. Sin embargo, el ganador prefirió desplazarse a una aldea próxima, que luego plasmó con una gran técnica en su cuadro. Los miembros del jurado creían que el autor de la obra vencedora sería de un autor de mayor edad ante la madurez expresada en la composición.

Muchos curiosos se acercaron a los artistas para contemplar cómo evolucionaba su trabajo. A las seis era la hora tope para la entrega de las obras. El interés, entonces, pasó a localizarse en el centro cultural pontecesán, que se llenó de gente interesada en el desenlace de una jornada tan novedosa en la comarca. Decenas de personas se acercaron para seguir el acto de la entrega de premios, en el que se expuso el cuadro Señora de Tallo, del pintor homenajeada, Fernando Álvarez de Sotomayor. Silvia Losada puso la nota musical con una versión propia del poema Eu nacín na pequena Ponteceso, que ayer fue grande para el arte.

certamen fernando álvarez de sotomayor

citas veraniegas

vivir el verano

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos

Ponteceso se estrenó como capital gallega de la pintura rápida