Que llueva y que haga frío en verano es una auténtica tragedia para muchos, pero a los más jóvenes parece que el tiempo les importa muy poco. Para ellos lo importante es tener tiempo libre para compartirlo con los amigos y son capaces de meterse en el mar aunque caigan rayos y truenos (por otra parte, bañarse mientras llueve es una gozada). Debe ser que la energía infantil puede incluso con las bajas temperaturas, porque no hay más que ver a los chavales de A Laracha que participan en los campamentos que organiza el Concello para comprobar que a ellos la playa les gusta en cualquier circunstancia. El regidor larachés, José Manuel López Varela; el teniente de alcalde, Ramón Martínez Barbeito, y la concejala de Cultura, Patricia Bello Canedo, fueron los encargados de dar la bienvenida a los chavales del segundo turno del campamento municipal, que arrancó ayer en la playa de Caión. Hoy irán al Aquapark de Cerceda y los niños volverán a demostrar que para pasarlo bien no hace falta que luzca el sol. Los adultos deberían aprender esa lección.

Actividades en Cee

También han comenzado ya las actividades de verano organizadas por el Concello de Cee y que presentaron la concejala de Presidencia, Mabel Fernández Durán; la directora del Centro de Información á Muller (CIM), Concha Millán Calenti, y la gerente de la empresa Senes, María Vázquez Lavandeira, que se encarga de desarrollarlas.. Por un lado está la Escola de Verán, que se imparte en el Agra de Raíces, y destinado a los jóvenes, por otro, el programa Respira, para los más pequeños, que se lleva a cabo en el colegio Eugenio López. En el primer caso los chavales tendrán la oportunidad de repasar las asignaturas que peor se le dieron durante el curso, mientras que los más pequeños disfrutarán de todo tipo de actividades. Y todos, sin duda, harán grandes amigos y disfrutarán del verano, por mucho que llueva.

Diplomas de ESA

Digan lo que digan, cualquier edad es buena para volver a coger los libros y ponerse a estudiar. Quizás pensemos que ya estamos oxidados, pero no hay nada como la fuerza de voluntad para superar cualquier atranco. Eso es precisamente lo que hicieron los alumnos de Educación Secundaria para Adultos (ESA) de Muxía que ayer recibieron sus diplomas. Ante la atenta mirada de sus orgullosas profesoras, Sagrario Álvarez y Laura Sar, los trece estudiantes recogieron sus títulos en un acto que se celebró en el salón de actos del Concello muxián. El alcalde, Félix Porto Serantes, no pudo hacer los honores, pero en su lugar acudieron las concejalas Purificación Lema Pose e Irma García Barca. Y los graduados, claro. A ver si alguno se anima a seguir con los libros, porque ya han demostrado que son capaces.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Un verano fantástico aunque no brille el sol