Los artistas critican el estado lamentable del legado de Man

Las gestiones realizadas para lograr ayudas no dieron sus frutos


cee / la voz

El legado de Man está cada vez más deteriorado y sin perspectivas de que ninguna Administración haga nada para conservarlo. La vivienda y su entorno en el puerto de Camelle corren riesgo de serio de desaparecer y las obras almacenadas por el Ayuntamiento carecen de las mínimas soluciones para garantizar su conservación.

En ese contexto arrancaron ayer los sextos Encontros Arte e Natura que han llevado a Camelle a una veintena de artistas de distintos lugares de España para estudiar a Man y tratar de mantener vivo al menos su espíritu realizando obras relacionadas con su filosofía vital. En esta ocasión, al igual que el Alemán de Camelle, los participantes se han dedicado a recoger «crebas» de las playas para hacer una obra conjunta.

Todo ellos mientras la directora de las jornadas, Carmen Hermo, asegura que los intentos de conseguir fondos por medio del Plan E, plan Incite, reuniones con el conselleiro y búsqueda de apoyo investigador a nivel nacional, solo han logrado buenas palabras pero ningún compromiso. Es más, lo único que se hizo, la catalogación y digitalización de más de 3.000 fotos de Man, se logró con el compromiso de la Xunta de sufragar los gastos de la técnica que estuvo tres meses en Camariñas al frente de los trabajos. Todavía está esperando para cobrar.

Tanto Hermo como el coordinador de los Encontros, Antón Sobral, se mostraron ayer impresionados por el descubrimiento en Alemania de nuevas obras de Man desconocidas hasta ahora y almacenadas desde hace más de medio siglo en una casa de su familia. Antes de valorar esos trabajos, dice Hermo, es necesario estudiarlos.

Lo que no hay que estudiar es el estado de la que fue su casa y su jardín de piedras de colores. Incluso Hermo, que no es partidaria de las restauraciones, cree que algo habría que hacer para evitar el completo deterioro. Cree, con todo, que restaurarla sin un plan para difundir el legado no vale de nada.

«A xente que vén, cando ve como está iso vaise cunha imaxe triste», dice Sobral, consciente de que actuar en Camelle no supondría costosas inversiones. «Cunha mínima parte do que se destina ao Gaiás chegaba e sobraba», dice.

La artista Ruth Montiel, que ayer daba una charla sobre su obra, muy vinculada con el medio ambiente, cree que Man fue un hombre muy especial, con una gran sensibilidad. «Me merece un respeto increíble», dice la artista. Sin embargo, sus libretas y papeles no están almacenados con los requisitos necesarios para garantizar su mantenimiento en buen estado. «Fue un hombre coherente con sus ideales y fue capaz de llevarlos a cabo», dice Montiel. Las instituciones, sin embargo, parecen incapaces de conservar su obra que, más allá del mérito artístico, sigue atrayendo a Camelle a miles de personas, como destaca Sobral.

Votación
19 votos

Los artistas critican el estado lamentable del legado de Man