Tres de los 10 gallegos más longevos viven en la Costa da Morte

Gumersinda García cumplió ayer 106 años en su casa de Cereixa


carballo / la voz

Tres de las diez personas con más edad de toda Galicia residen en la comarca. Es la primera vez que se produce esta circunstancia en los últimos años, aunque es notorio que siempre ha habido vecinos de la zona en los primeros puestos. El caso más destacado, y con diferencia, fue el de la fisterrana María Marcote Boullosa, que falleció en octubre a los 110 años, siendo la primera de Galicia y la tercera de España en edad.

El podio actual lo lidera Avelina Mouzo Leis, de A Ponte do Porto, que cumplió 107 años el día de Nochebuena. Su edad la coloca además en el segundo puesto de toda la comunidad autónoma. La primera (este tipo de clasificaciones son, por las propias circunstancias, muy cambiantes) es Emilia Carril Vieira, de A Merca, que le saca seis meses de ventaja a Avelina.

El tercer lugar corresponde a Manuela Golán Juncal, de A Tablilla (Rodís-Cerceda) que llegó a los 106 años el 1 de enero. Manuela, abuela política de la madre del regidor cercedense, pertenece a una parroquia que dio varios centenarios, y casi coetáneos, además, dos mujeres (ya fallecidas) y un varón (también, este en Cuba). Manuela ocupa el octavo puesto en el ránking gallego.

Es muy llamativo que, tanto en este caso como en el de Avelina, ninguna de las dos aparenta la edad que tiene, ni por el aspecto físico, ni por la vitalidad, fuerzas y ánimo con los que se mueven día a día.

La tercera persona de la clasificación es Gumersinda García Rodríguez, natural de Cereixa, en Erbecedo-Coristanco, donde reside. Justamente ayer domingo cumplió 106 años. Lo celebró de una manera discreta y familiar, con los sobrinos que la cuidan (es soltera sin hijos). El año pasado hicieron algo de fiesta, con flores enviadas desde el Concello, pero tanto despliegue la amilanó un poco y en las jornadas siguientes estuvo un poco nerviosa. Por eso su sobrina decidió que en esta ocasión sería algo más sencillo.

Además, Gumersinda no se encuentra tan bien de salud como sus dos colegas de la zona. «Andar, xa non anda moito, está sentada; fala á maneira dela, está ben da cabeza, e escoita pouco», relata esta familiar. En la clasificación gallega, ocupa el noveno puesto.

Una zona de raíces profundas

El siguiente puesto de la zona hay que ir a buscarlo al lugar número 13, donde está Rosalía Lage Velo, de Agualada, con 105 años desde septiembre.

Este tipo de estadísticas comparativas (sobre todo a nivel nacional) son posibles gracias al trabajo de gerontólogos y expertos en supercentenarios (los que sobrepasan la franja de los 105) aficionados como Emilio Ibáñez, que trabaja desde Barcelona junto a compañeros en otros puntos de España, realizan barridos constantes en prensa y televisión, y consultan los registros civiles para cotejar que los datos que se aportan son los correctos (a veces existen discrepancias entre los que dice la familia y lo que señalan los papeles). Este trabajo se va actualizando periódicamente en sus sitios de Internet.

Gracias a sus datos se puede saber que Avelina, la de A Ponte do Porto, aún está en un puesto discreto el ránking español, más cerca del puesto 40 que del 30. Pero así estaba María Marcote hace unos años, y al final llegó al tercer puesto.

personas centenarias

La gran longevidad es una de las características que hacen especial a la Costa da Morte. Desde hace al menos quince años, siempre existen varios ejemplos de personas (la mayoría, mujeres) que superan de largo los 105 años (cota para ser supercentenario), aunque rara vez sobrepasando los 107, y lo más curioso, se van renovando año tras año. En otras zonas también se producen de vez en cuando «aglomeraciones» de grandes mayores, pero no acostumbra a haber la misma continuidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos

Tres de los 10 gallegos más longevos viven en la Costa da Morte