Los propietarios de montes se unen para mejorar sus ventas

El bajo precio de la madera puede aumentar el abandono forestal

la voz

La mayor parte de los propietarios de montes de la Costa da Morte están vendiendo la madera -principalmente eucalipto, pero también pino- muy pode debajo del precio mínimo para sacar rentabilidad a los terrenos forestales, un hecho que puede incidir en un todavía mayor abandono de los montes, especialmente de aquellos divididos en parcelas de menor tamaño.

Según Aurelio Cupeiro, coordinador de montes de la comarca de Ferrolterra de la asociación Promagal -de ámbito gallego-, el precio que se paga en la zona ronda los 20 euros por tonelada, cuando según la misma entidad es necesario vender el eucalipto a un mínimo de 32 o 33 euros por tonelada con corteza si se quiere obtener alguna rentabilidad. Cupeiro calcula que todavía a ese precio haría falta entre 14 y 15 años para lograr una rentabilidad de 1.000 euros por hectárea forestal.

Ese es el motivo por el que Promagal reunió ayer a cerca de un centenar de propietarios de montes de la comarca de Fisterra para proponerles que se asocien y entren a formar parte de la entidad, en la que ya hay 4.000 dueños de superficies forestales inscritos, lo que les permite negociar contratos de venta en bloque muy por encima de los precios de venta de los particulares.

La asociación puso como ejemplo el acuerdo alcanzado con Ence y en vigor este año por el que obtienen 38 euros por tonelada de eucalipto con corteza y más de 40 euros por los troncos pelados.

Fin de las ayudas

La situación actual es tal que desde la entidad recomiendan a los propietarios no vender pino con las actuales tarifas que se pagan en un mercado saturado y dejar en los montes la biomasa sin recoger, ya que el fin de las ayudas a las energías alternativas hace que la transformación de esos productos haya dejado de ser rentable.

Los cerca de cien propietarios de montes reunidos ayer en Cee plantearon cuestiones organizativas sobre el sistema propuesto por Promagal. En primer lugar, para formar parte de la entidad es necesario constituir una asociación local -los 4.000 socios se dividen en 22 entidades menores-, y después, una vez dentro, es imprescindible coordinarse para lograr hacer las cortas rentables, ya que resulta imposible la venta por separado de pequeños lotes. Lo ideal, explicaban desde la entidad, es que los equipos de tala entren en una parroquia y se queden allí el tiempo necesario para obtener cantidades importantes de madera. La entidad garantiza el pago en un mes, con recibo, y el mejor precio de España.

La presidenta de Promagal, Teresa Rañal, se felicitaba de la rápida respuesta de los propietarios de la zona. Ayer mismo quedó constituida la entidad PROMA Costa da Morte, con una junta gestora provisional con Pablo Canosa Quintáns como presidente, José Antonio Riveiro Canosa como secretario y Pilar Montero como vocal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

Los propietarios de montes se unen para mejorar sus ventas