La Peña Royal cumple 50 años de promoción deportiva y social

La entidad prepara los actos para conmemorar su medio siglo de vida


carballo / la voz

Empezó poco menos que como un divertimento de un grupo de jóvenes que se reunían en la pequeña tienda de la familia de uno de ellos. Incluso decidieron tomar prestado su nombre de uno de los pocos productos que poblaban los estantes del establecimiento por aquella época, un conocido flan.

Pero medio década después buena parte de la historia de Caión, especialmente en sus apartados deportivo, cultural y festivo, no se entendería sin la peña formada por aquellos chavales con ganas de ocupar su tiempo y disfrutar de la pasión común por el fútbol en el huerto situado tras la antigua fábrica de salazón.

De 1962 al 2012. Cincuenta años de historia y actividades contemplan el devenir de la Peña Royal, cuyos responsables han decidido que la onomástica bien merece una celebración especial, aunque los tiempos de crisis también se dejen notar, más si cabe incluso, cuando de lo que se habla es de asociacionismo. «A cabeza está chea de ideas, pero todo dependerá dos cartos que teñamos porque coa crise hai tamén menos para a cultura e as asociacións», explica Manel Raposo, socio veterano de la entidad y su relaciones públicas en la actualidad.

Por el momento solo es seguro, aunque todavía sin fecha, que habrá un gran guateque en el pabellón para rememorar aquellas fiestas dominicales organizadas desde finales de los 60 en el bajo de la cofradía, donde hace pocos días fue inaugurada una exposición que recupera el archivo histórico del pósito, pero que por aquel entonces servía de teleclub.

Con el paso del tiempo, aquel grupo de chavales, que formaron un equipo de fútbol que vivió sus mejores momentos en los años 70 y 80, y que fundaron en 1984 el longevo campeonato de fútbol playa Concello da Laracha, se fueron haciendo cargo también de la animación festiva de la localidad. Hoy en día suya es la responsabilidad de organizar las fiestas da sardiña, do veraneante y do mexillón, y desde hace ya 17 años se ocupan también de preparar las de Os Milagros, así como del Corpus y del Carmen.

Los ex entrenadores del Deportivo Javier Irureta y Joaquín Caparrós, y el músico Bieito Romero -líder de Luar na Lubre- son algunas de las caras conocidas que han sucumbido a los encantos de Caión y a la pasión de los responsables de la Peña Royal. Y con sus pregones han contribuido a aumentar la proyección de una localidad en la que la huella del trabajo de este grupo de amigos -«somos doce, os de sempre, para que a cousa funciona», explica Raposo- también se ha dejado notar en forma de travesías náuticas, regatas, campeonatos de triatlón y duatlón y otras propuestas diversas. Y las que aún están por venir.

Un veterano grupo de amigos

Si algo distingue a la Peña Royal es la constancia de sus miembros. Algunos de ellos forman parte de la misma casi desde sus inicios y, según explican, una de las claves de su éxito es la estabilidad de su directiva y su decisión de limitar la entrada de nuevos integrantes. Solo doce personas forman esta entidad, que aunque fue inscrita en el registro de asociaciones en 1989, echó a andar ya en el año 1962. Sus miembros son Javier Borrazás Rodríguez (presidente), Francisco Collazo Añón y Emilio Amado García (vicepresidentes), Francisco Rey Bértoa (secretario y tesorero), Manel Raposo (relaciones públicas), José Manuel Felípez, José Iglesias Mañana, Luis Abeleira Morgade, Francisco Ferreiro Freire y José Atrio Vidal (vocales) y Jaime Lago Viñas y José Méndez Naya (colaboradores).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La Peña Royal cumple 50 años de promoción deportiva y social