La cofradía de Caión se reduce a solo 8 pescadores y 15 percebeiros

Otros dos barcos han sido desguazados en la última convocatoria


carballo / la voz

La cofradía de Caión inauguró el proyecto de recuperación de su archivo histórico, que financió el GAC, al tiempo que la flota local perdía otras dos embarcaciones, por lo que el pósito queda reducido este año a 8 pescadores y 15 percebeiros de a pie.

En el puerto solo hay ya cinco embarcaciones de la tercera lista, la que agrupa a los profesional. Dos son de artes menores y las otras tres tienen permiso para ir al percebe. En estas condiciones, el pósito tendría muchas posibilidades de desaparecer, de ser absorbido por la cofradía malpicana, que es la más próxima, pero no será así por los cambios que se introdujeron en la legislación sobre estas agrupaciones profesionales, precisamente cuando el presidente de la federación gallega era Evaristo Lareo. Esas modificaciones garantizan la existencia de una cofradía sin que sea necesario un número mínimo de socios.

El patrón mayor caionés se jubilará este año. De hecho, ni siquiera debería seguir al frente de la junta general porque acaba de mandar al desguace el Estrella Verde, el único cerquero que quedaba en Caión, por lo que ya no se dedica a la pesca. A pesar de ello seguirá como presidente del pósito y el GAC hasta que no haya elecciones, para las que no hay fecha. En cuanto Rosa Quintana se hizo cargo de la Consellería do Mar anunció que los comicios de todos los pósitos debían celebrarse al mismo tiempo, pero todavía no hay fecha para ello.

Quizá para paliar la inminente desaparición de la pesca profesional de Malpica, Marcos Amado, de la asociación Adisma, puso en marcha el proyecto de recuperación del archivo de la cofradía, que se abrió ayer en el semisótano del edificio, una construcción que data del año 1940 y que ha sufrido muy pocas modificaciones desde entonces. La información que este economista interesado por la historia local fue encontrando o catalogando desde septiembre del pasado año está guardada en armarios móviles, pero también expuesta en 14 paneles.

Caza de ballenas

Las primeras referencias históricas al puerto de Caión datan de siglo XVI y buena parte de la exposición resume los 170 años que el puerto se dedicó a la caza de las ballenas. De hecho, en el pequeño museo pueden verse dos huesos de estos mamíferos marinos, que quedaban en una casa de la rúa das Figueiras.

La cofradía de Caión nació en 1924 y fue creada por un grupo de 101 marineros. De hecho llegó a haber más de 400 personas que se dedicaban a la pesca en el pueblo y que incluso tenían que recurrir a vecinos de Lendo, Chamín y Baldaio para poder realizar las descargas.

Según los datos recopilados por Marcos Amado con la ayuda de Antón Varela y Luis Varela, en el puerto caionés llegó a haber 17 tarrafas, que se dedicaban a las especies de cerco y otras 15 lanchas y traineras.

El archivo incluye pantallas táctiles mediante las cuales es posible saber cuanto pescado se comercializó cada año. Entre los datos curiosos que se dan a conocer está en que en 1958 las especies más vendidas fueron la sardina y el bocarte, quizá por ello tenían tanta actividad las tres fábricas de salazón que llegó a haber en la localidad.

Otra de las cuestiones que sorprenden era la importancia de la cofradía, que lo mismo asfaltaba las calles que instalaba la traída de aguas. De hecho, del pósito eran los terrenos en que está el colegio y, hasta hace muy poco, el centro de salud. Además del espacio de estadio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

La cofradía de Caión se reduce a solo 8 pescadores y 15 percebeiros