Sin vacaciones para preparar la segunda vuelta

RAMÓN RIVERA CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO

26 dic 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

La Primera División Estatal de Balonmano llegó la semana pasada a su ecuador con el derbi entre el Calvo Xiria y el Conservas Boya, partido que se llevaron los de Carballo. Mientras muchos equipos en diferentes deportes aprovechan estas fechas para tomarse unos días de descanso, los dos conjuntos de la Costa da Morte, que por primera vez comparten la categoría, aprovechan el tiempo, pero para trabajar más.

El Calvo Xiria es quinto en la tabla, a cinco puntos del líder, pero el entrenador, Marcos Rodríguez, reconoce que no está contento, «sobre todo por el partido contra el Lavadores», el colista, en el que perdieron. «Dos o cuatro puntos más podríamos tenerlos» y ocupar puestos de ascenso. Las lesiones han sido el talón de Aquiles de los carballeses. «Prácticamente no hemos podido contar con la plantilla al completo», y la situación parece que continuará durante algún tiempo. Rodríguez sabe que si quieren estar en la parte alta de la tabla hay que tener más regularidad en los partidos «y no ceder puntos contra equipos que no están teniendo una buena temporada», asegura.

«Va a ser una segunda vuelta muy larga, donde nadie va a regalar nada», anticipa el técnico carballés. «Quien quiera estar en la parte de arriba va a tener que conseguir tantos o más puntos que en la primera vuelta, y quien quiera salir de abajo, también».