Los más pequeños se involucran en la campaña


1 No sé qué les parecerá a ustedes, pero a mí la campaña electoral me resulta mortalmente aburrida. Las locales o las autonómicas son mucho más divertidas, pero también es cierto que incluso en las generales hay momentos en los que es inevitable esbozar una sonrisa, y no precisamente por lo que dicen los candidatos, sino por lo que se ve alrededor de ellos. En ocasiones los mítines tienen grandes dosis de ternura, sobre todo cuando hay niños en ellos y te das cuenta de lo involucrados que pueden llegar a estar con la campaña. Pasó, por ejemplo, durante la comida que el PP celebró el sábado en Carballo, a la que asistió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y también dos jovencitas encantadoras, Marta Suárez y Carmela Cancela, que recibieron a todos los asistentes con una enorme sonrisa y el merchandising del partido. Las niñas, siguiendo el ejemplo de sus padres, se involucraron al cien por ciento. Ellas sí que son Nuevas Generaciones.

Pero no son los únicos pequeños presentes en los mítines, porque en el del BNG, por ejemplo, pudimos ver a Claudia, la preciosa hija del concejal de Deportes de Carballo, Marcos Trigo, y en el del PSOE el portavoz socialista, José Antonio Viña, fue sorprendido (muy gratamente) por el abrazo espontáneo de la simpatiquísima Julia, hija de unos vecinos del concejal. El desparpajo de la niña fue tal que incluso sorprendió al ministro de Justicia, Francisco Caamaño.

Versión imposible

2 No sé si será por culpa del nombre del grupo o tal vez por los dichosos duendes del periódico, que a veces nos hacen poner algunas cosas del revés o patas arriba, pero debo reconocer que siempre nos equivocamos con los nombres de los integrantes del grupo de rock carballés Versión Imposible. El viernes participaron en el festival Live in Cances e incluso ellos se reían de que, de vez en cuando, les cambiemos los nombres, así que ahora vamos intentar arreglarlo: el vocalista es Peris; el batería, Coco, a las guitarras, Alberto y Pepe; con el bajo, Dave, y Feli a los teclados. A ver si de esta vez sale bien, no vaya a ser que volvamos a ofrecer una «versión imposible». Por cierto, son muy buenos, así que no se pierdan sus próximos conciertos.

Magosto en Salto

3 También hubo música ayer en el divertido magosto que la asociación Neira Marcos, que preside Teresa Ferreira, celebró en Castromil, en la parroquia vimiancesa de Salto. Hubo castañas, por supuesto, pero también juegos y actividades de animación, de las que se encargó Ricardo Lema Vilariño. Los vecinos cantaron, bailaron y, sobre todo, se lo pasaron en grande.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Los más pequeños se involucran en la campaña