Homenaje a una de las veteranas del Alfredo Brañas


1 No le gusta nada llamar la atención, ni que el día gire alrededor de ella, pero a pesar de sus reticencias era inevitable que llegase a esta página, porque sus alumnos, sus exalumnos, sus compañeros y sus excompañeros insistieron en que Gema Paz Bello merecía un gran homenaje. La incombustible Paz, la siempre querida profesora de educación física del instituto Alfredo Brañas de Carballo cuelga las botas de la docencia y todos los que la quieren (y mucho) decidieron dedicarle ayer un homenaje por todo lo alto. Fue en el restaurante Casa Elías, en Buño, donde Gema estuvo muy bien arropada por sus compañeros y por muchos de los que durante sus 40 años en el Alfredo Brañas (ella fue de las que inauguró el instituto) se ocuparon de la dirección, como Constantino Freire Lamas (fue el primero), Javier Dapena, Pepe Carballude, María Díaz Rama, José Antonio Viña, o la actual, Mónica Mariño. A partir de ahora Gema Paz podrá disfrutar de mucho tiempo libre y seguro que también se tomará algún que otro café con sus exalumnos, que siempre han hablado maravillas de ella. Eso sí, «deja» solo al incombustible José María de la Viña, el único profesor que sigue en el Alfredo Brañas desde su fundación.

Velada musical

2 También fue ayer día de homenajes en el colegio Eduardo Pondal de Ponteceso. En este caso, los cerca de 200 alumnos del centro conmemoraron una fecha muy especial (11/11/2011) con una velada de cuentos, de los que se encargó Tamara Lema Rodríguez, y música, que ofreció el acordeonista invidente Manolo de Fornís, O Mago da Once. El apodo le viene como anillo al dedo, porque cuando Manuel coge el acordeón hace auténtica magia.

Concierto didáctico en Cee

3 Los que también disfrutaron de la música fueron los niños de Cee, que el jueves participaron en un divertido concierto, incluido en el Novembro Cultural programado por el Concello. Los niños no solo escucharon música, sino que también la hicieron de la mano de Os Tres tenedores, los musicólogos Saúl Cacharrón, Antón Fernández y Juan Luis García, que invitaron a los pequeños a subir al escenario y unirse a su espectáculo. Fue una forma genial de acercarse a los instrumentos, de perderles el miedo y de gozar de buenas melodías.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Homenaje a una de las veteranas del Alfredo Brañas