El buen humor también rejuvenece


1 La Semana dos Avós, que organiza la parroquia de Carballo, sigue viento en popa y ha servido para comprobar la buena relación que hay entre los sacerdotes Xosé Pumar Gándara y José García Gondar. Los dos integrantes de A Voz da Igrexa, el espacio de Radio Voz Bergantiños, se llevan a las mil maravillas y no dudan en bromear el uno con el otro. Lo hicieron, por ejemplo, minutos antes de la conferencia que impartió el jefe del Servicio de Oncología Radioterapéutica del Centro Oncológico de Galicia, Alfonso Mariño Cotelo, que habló sobre la salud de los mayores. Una salud, que por cierto, gana enteros cuando se tiene tan buen humor como los sacerdotes carballeses.

Buen jamón

2 Para gozar de una buena salud también es fundamental una buena alimentación, en la que, siempre con moderación, no puede faltar un buen jamón. Como los que se degustaron ayer en O Rincón Viños e Xantares, de Carballo. Su responsable, Roberto Lozano Rey, invitó, para alegría de sus clientes, a un experto cortador, así que el producto estaba para chuparse los dedos. Más si cabe a última hora de la tarde, cuando no hay mayor placer que un vino (o una cervecita) en buena compañía, y con un buen jamón.

Campeona de póker

3 Si alguna vez se han sentido desvelados y se han puesto a ver la televisión, seguro que han topado con alguna partida de póker. Enganchan. Y a veces conllevan sorpresas. Como hace unos días, cuando entre los jugadores de Estrellas en Juego, el programa de Antena 3 que presenta Paco González, vimos entre los jugadores a la vimiancesa Soledad Pérez Méndez. Jugó (la partida era en el Gran Casino de Torrelodones) y ganó. Se impuso a los integrantes de Camela, Dionisio Martín Lobato, María de los Ángeles Muñoz Dueñas y Miguel Ángel Cabrera Jiménez, además de a la jugadora profesional Ana Márquez. Soledad llegó a la tele después de vencer en un torneo por Internet, lo que demuestra que es una gran jugadora, porque, según confiesa, lleva muy poco tiempo con el póker. El mérito es suyo y también de su marido, el camariñán Pedro Teijeiro Bouzas, que fue quien le enseñó a jugar. Su victoria en la tele le ha dado la oportunidad de participar en un torneo profesional en España, pero Soledad va a esperar un poco, porque ahora tiene un proyecto mucho más importante, su primera hija, Alma, que quizás hoy ya esté con ella. O tal vez mañana, porque Soledad está a punto de dar a luz a su pequeña. Le deseamos que todo vaya muy bien. Y muchas felicidades.

Calabazas

1 Es curioso, pero para aquellos que hemos pasado los 30 las calabazas siempre tuvieron un significado peyorativo. Si te las daban en el colegio no era nada bueno y sabías que al llegar a casa ibas a recibir, cuando menos, una buena regañina y tus padres te iban a obligar a aplicarte más en los estudios (también había que olvidarse de salir a jugar durante mucho tiempo). Después, ya de jovencitos, si te daban calabazas la cosa no mejoraba, porque quería decir que el chico o la chica que te gustaba pasaba de ti. Ante este panorama en el que la calabaza o bien suponía un mal de estudios o bien un mal de amores, no era de extrañar que el fruto en cuestión no nos gustase nada.

Pero las cosas han cambiado y gracias, sobre todo, a Hollywood y el Halloween norteamericano, una fiestas que, por cierto, tiene sus raíces en el Samaín celta que es lo que ahora se celebra, sobre todo, en los colegios. A los niños de ahora les gustan las calabazas y con ellas demuestran, además, que son grandes artistas. No hay más que ver las que decoraron los pequeños de Zas en una de las actividades extraescolares organizadas por el equipo de Normalización Lingüística, que dirige Inés Suárez, y por el departamento de actividades complementarias, del que se encarga Beatriz Fernández. Los jóvenes artistas decoraron las calabazas y, además escribieron cuentos de terror, de los que dan mucho miedo. Y los mejores tuvieron premio. No hay más que ver la foto para darse cuenta de que los niños consiguieron convertir a las frutas en unos monstruos muy originales. En la categoría infantil el ganador fue Anxo Souto, que utilizó pequeñas calabazas para crear un gusano muy divertido. El premio en el primer ciclo fue para Lorena Capelo, y Lorena Castro ganó el de segundo. El galardón para tercero fue para María Osende.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El buen humor también rejuvenece