«Volver a Carballo es volver a la infancia y eso me hace feliz»«Soy afortunado, porque trabajo en lo que de crío jugaba»

El presentador asegura que la de Razo es la mejor playa del mundo


carballo / la voz

Luis Fraga Pombo nació en Ferrol hace 40 años, pero sus dos apellidos delatan su origen cien por ciento carballés. Y así se siente, a pesar de que, o quizás por eso, en la capital de Bergantiños solo pasaba los veranos y todos los períodos de vacaciones. En Ferrol, a donde se mudaron sus padres después de una larga temporada en la ciudad alemana de Bremen, conserva todavía a los amigos del colegio, pero la familia y los grandes recuerdos, los momentos de absoluta felicidad infantil están ligados a Carballo. «En realidad a la playa de Razo, que es donde residíamos toda la familia durante los eternos meses de verano», recuerda Luis desde Madrid, ciudad en la que reside y en la que desde hace ocho temporadas presenta Las Noticias de la Mañana, de Antena 3 Televisión. Se siente a gusto en la capital, pero reconoce que el cuerpo le pide regresar a Galicia al menos cada cinco semanas, para recargar pilas, para ver a los suyos y para volver a pisar la arena de Razo, que le hace viajar en el tiempo hasta la niñez. «Volver a Carballo es volver a la infancia y eso me hace feliz», asegura Luis, quien recuerda perfectamente cómo era el apartamento en el que abuelos, tíos y primos pasaban todo el verano. «Vivíamos en una de las casitas de El Cordobés, en un apartamento diminuto sin puerta a la calle en el que nos hacinábamos 14 personas, todavía no sé cómo, pero éramos muy felices. Todos los veranos había alguna tormenta y la casa se llenaba de agua, pero incluso eso era divertido para nosotros», cuenta.

Eran veranos, añade, en los que «un bañador y una camiseta de publicidad eran más que suficientes». Tres meses intensos en los que «la única preocupación era pedir permiso para bañarte y aguardar desesperado a que se cumpliese el plazo de la digestión». Vacaciones fantásticas en las que Luis hizo grandes amigos que todavía conserva: «Éramos una gran pandilla y muchos venían de fuera, son amigos para siempre, que relaciono con la etapa más feliz de la vida».

Asegura que siempre fue un niño tranquilo, que lo que realmente le gustaba era ponerse delante del espejo a jugar a presentar telediarios, pero reconoce que durante los veranos en Razo vivía prácticamente al aire libre. «No éramos niños traviesos y de jóvenes también éramos muy responsables, como mucho un día bebías un poco de más y llegabas un poco tarde, pero nuestros padres siempre sabían dónde estábamos y éramos muy responsables. Con menos cosas, con menos juguetes y sin Internet éramos muy felices», asegura.

La máxima aventura en aquellos tiempos, recuerda, era caminar y caminar. «Estábamos siempre en el entorno de El Cordobés, pero en ocasiones íbamos hasta Baldaio y eso sí que era un auténtico viaje para nosotros», se ríe. Igual que, dice, acercarse hasta Carballo: «Eso sí que era una aventura, sobre todo porque no teníamos coche y dependíamos de nuestros padres o de los chicos mayores, con los que íbamos al Jaque Mate a ver las películas americanas de los ochenta, o al Tubular, o alguno de los pubs que entonces estaban de moda».

Nació en Ferrol, pero Luis exhibe con orgullo su origen cien por ciento bergantiñán. «En Carballo están mis raíces y mi familia, así que volver siempre, siempre es agradable», concluye.

Luis Fraga Pombo.

1971.

Periodista.

Madrid.

Razo (Carballo).

«Nunca fui un niño de calle y en vez de jugar al balón, jugaba a hacer programas de radio, perseguía a mis amigos con una grabadora para hacerles entrevistas y me ponía delante del espejo a imaginar que presentaba el telediario», asegura Luis Fraga, quien se confiesa muy disciplinado, condición indispensable para asumir que debe levantarse a diario a las dos de la madrugada para preparar y presentar el informativo más madrugador de Antena 3.

«Siempre tuve tan claro a qué me quería dedicar que eso me ayuda a superar los momentos más difíciles. Me ayuda ser consciente de que hoy en día me estoy dedicando a lo que de crío jugaba y me hacía feliz. Por eso me siento tan afortunado», asegura Luis Fraga, cuyos inicios en el periodismo están también muy ligados a Carballo. De hecho, su primera incursión seria en las ondas fue a través de la emisora carballesa de Antena 3 Radio, hoy Radio Voz Bergantiños. «Cuando tenía 14 años colaboraba en un programa semanal que se emitía en una radio pirata de Comisiones Obreras en Ferrol, pero yo quería algo más serio, así que, coincidiendo con el verano le escribí al director de la emisora de Antena 3 en Carballo y le pedí trabajo. Oculté mi edad y tuve la suerte de que necesitaban gente para las sustituciones de verano», recuerda. Le gustaba tanto la radio, cuenta, que incluso insistía para que le dejasen leer las esquelas. «Tenía un compañero que decía que yo era un tío muy raro, pero a mí lo que me gustaba era ponerme delante del micro y hablar, así que cualquier cosa me valía», se ríe. Después llegaron los programas e informativos y en 1996 el salto de la radio a la tele. Siempre sin olvidar sus orígenes laborales en Carballo, que todavía hoy recuerda con mucho cariño. «¡Mi primer sueldo fueron unos cascos Sony que me regalaron mis compañeros y que todavía funcionan!», asegura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Volver a Carballo es volver a la infancia y eso me hace feliz»«Soy afortunado, porque trabajo en lo que de crío jugaba»