El Cerceda confía en levantar la eliminatoria

Los jugadores rojiblancos quieren lavar su imagen ante el Llagostera


carballo / la voz

El Cerceda y el Llagostera jugarán el próximo domingo, a las 18.00 horas, en el estadio Roxo do Piñeiro, el partido de vuelta de la fase de ascenso a Segunda División B. Los futbolistas locales, que entrena Manolo García, tendrán que levantar el 2-0, que consiguieron los jugadores catalanes de Oriol Alsina.

En el seno del club cercedense saben que la empresa será complicada, pero también ven posible la remontada. Todos coinciden en el mal encuentro realizado en Gerona, donde 800 aficionados apoyaron a su equipo en el municipal D?Sports.

El presidente del Cerceda, José Antonio Silveira, Costiñán, cree que «el equipo tiene que cambiar radicalmente de lo que hizo en Llagostera. El objetivo está muy complicado, pero cambiando, sobre todo, la actitud y también la forma de jugar creo que podemos conseguirlo. Desde luego allí el Cerceda no fue un equipo competitivo».

El mandatario hace un llamamiento a sus aficionados: «Ahora jugamos en casa y ante nuestros público. En partidos de este tipo, los seguidores siempre han respondido al equipo. Todo recordamos lo ocurrido la pasada campaña ante el La Muela con 1.200 personas en el campo o la eliminatoria antes con el Alfaro, en la que hubo 900. Ellos llevaron en volandas al equipo, y eso debería repetirse».

Duda de Mariño

El entrenador cercedense, Manolo García, tiene como única duda para el partido de vuelta del próximo domingo, la presencia de Mariño en el centro del campo: «Si el jugador se encuentra bien entrará en la convocatoria, pero tiene que sentirse en condiciones».

Sobre la derrota en el campo del LLagostera, el técnico considera que «el campó condicionó mucho, Son 56 metros de ancho y el equipo no supo adaptarse hasta pasados los primeros 30 minutos. En ese tiempo Pedrito fue una pesadilla. Consiguieron el 1-0 e incluso pudieron marcar alguno más».

Para Manolo García, «el equipo tuvo una buena reacción en la segunda parte antes de encajar el 2-0. Bautista puso a prueba al meta catalán y Xaco no supo definir en un uno contra uno. Un defensa salvó el gol. Está claro que la eliminatoria sería muy diferente con un 2-1.».

El preparador cercedense sabe que remontar un 2-0 va a ser complicado: «Allí tuvimos la sensación de que el Llagostera nos dejó vivos. Está claro que para conseguir el ascenso no podemos fallar como lo hicimos en los dos goles del rival. Tendremos que ser más rápidos y aprovechar los espacios, ya que nuestro campo tiene mayores dimensiones. Ellos al final bajaron físicamente y eso puede ser importante en la vuelta».

El Cerceda rozó el ascenso el año pasado ante el La Muela, de Zaragoza. Hubo empate en Cerceda (2-2) y derrota en al vuelta por la mínima (1-0).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El Cerceda confía en levantar la eliminatoria