Asociaciones de montes de Arousa norte, Noia y Muros crean una mancomunidad para defender sus intereses


La Voz

Una veintena de agrupaciones de montes en mano común repartidas por las comarcas de Barbanza, Noia y Muros han constituido una mancomunidad con el objetivo de contar con más fuerza a la hora de defender sus intereses ante la Administración. La asamblea constituyente se celebró el sábado por la tarde en el Centro Social de Boiro y de ella salieron designados los directivos que se encargarán de realizar los trámites para ultimar la creación de la plataforma.

Un total de 16 de las potenciales 30 comunidades de montes que probablemente se integrarán en la denominada Mancomunidade de Montes Veciñais en Man Común de Arousa e Noia-Muros ya pasaron a formar parte de pleno derecho de la entidad, ya que para incorporarse es necesario que las asambleas de los colectivos locales lo aprueben y que el acuerdo conste en acta que debe entregarse al colectivo comarcal. También estaban presentes representantes de otros colectivos que, pese a haber dado el primer paso, todavía les faltaba la preceptiva anotación del acuerdo mayoritario de los comuneros.

En el encuentro celebrado en Boiro se dieron cita agrupaciones de montes pertenecientes a los municipios de Boiro, A Pobra, Noia, Porto do Son y otros. Según explicaron fuentes de la plataforma, la iniciativa surgió a raíz de las dificultades con las que se encontraban las comunidades parroquiales a la hora de conseguir subvenciones de la Administración. Al parecer, la mayor parte de las entidades locales gestionan superficies de terreno inferiores a las que se exige para poder acceder a diferentes ayudas de la Xunta. La solución pasaba por agruparse con el fin de acumular las hectáreas que se precisan para optar a los concursos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Asociaciones de montes de Arousa norte, Noia y Muros crean una mancomunidad para defender sus intereses