La cofradía de Caión exige ayudas como afectada por el puerto exterior

La Voz

CARBALLO

20 ago 2009 . Actualizado a las 02:00 h.

La cofradía de Caión lleva algo más de dos años clamando en el desierto por las ayudas destinadas a los afectados por las obras del puerto exterior. Fue en junio del 2007 cuando comenzaron a reclamar compensaciones por la obra portuaria situada en el municipio de Arteixo, señalando que les afectaba negativamente. Sobre todo a los percebeiros, pero también a los pesqueros de bajura que habitualmente faenan en las costas próximas a A Coruña, circunstancia que extendían a profesionales de Malpica, Laxe y Corme.

Fue una reclamación que apenas tuvo eco, de ahí que no hace mucho, en enero de este año, la asamblea general del pósito que preside Evaristo Lareo Viñas reiterase su exigencia. De nuevo pusieron sobre la mesa los perjuicios que se le causan a una veintena de percebeiros y a la flota de bajura que debe alejarse de sus caladeros tradicionales (ya hay accesos restringidos), sin olvidar que, cuando el puerto esté acabado, el tráfico marítimo será muy superior y las restricciones aumentarán.

Sin embargo, la respuesta sigue sin llegar. De ahí que Lareo señalase ayer que será uno de los principales temas que pondrá sobre la mesa en un próximo encuentro con la conselleira do Mar, Rosa Quintana, quien está visitando todos los pósitos de la zona para conocer de ceca sus problemas. Lareo insiste en que Caión cumple de sobra los requisitos para ser incluido en el catálogo de afectados, lo que lleva aparejadas indemnizaciones por la disminución de la actividad económica. No solo por lo que hay, sin por lo que está por llegar, que no es poco. Por ejemplo, con los rellenos pendientes.