En Santiago se tratan 25 pacientes de un tumor que provoca gigantismo


Setenta especialistas de España, Italia, Alemania e Inglaterra discutieron dos días en la Facultad de Medicina sobre nuevos tratamientos para la acromegalia, una enfermedad endocrinológica causada por un tumor hipofisario, generalmente benigno, que provoca exceso de secreción de la hormona del crecimiento. «Cuando el problema se presenta en niños provoca cuadros de gigantismo, y en personas mayores da origen a una enfermedad deformante, que afecta sobre todo a las articulaciones o a la cara y se asocia con diabetes mellitus. En quienes las sufre aumenta la mortalidad cardiovascular y cerebrovascular de una forma muy importante», explica Felipe Casanueva, jefe Endocrinología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), que coordinó el encuentro.

Esta semana se debatió en Santiago sobre métodos diagnósticos y nuevos tratamientos para este mal. Intervinieron 15 oradores italianos y 15 españoles, además de expertos de Alemania e Inglaterra.

«No es una enfermedad muy común, pero la vemos con cierta frecuencia. Hasta hace poco el tratamiento era quirúrgico, pero se han desarrollado nuevos fármacos altamente eficaces. En el CHUS se ofrece asistencia a 25 personas, la mayoría adultas, que precisan tratamiento y seguimiento para toda la vida», agrega Casanueva.

Según este especialista, la acromegalia produce alteraciones: «Antagoniza la acción de la insulina, lo que aumenta el desorden metabólico y genera en ocasiones diabetes mellitus secundaria que agrava la situación», indica.

Dedicación al baloncesto

Con el tratamiento se controla la enfermedad y no progresa. Y parte de los cambios en tejidos blandos, como la piel, subcutáneo o músculo, revierten. «El problema -señala Casanueva- es que si se tratan demasiado tarde las deformaciones en las articulaciones no revierten. Y eso lleva a pérdida de calidad de vida enorme, a desarrollar una artrosis sobre todo en el tobillo, rodilla o caderas que termina imposibilitando incluso la deambulación de los pacientes. Muchos, en su etapa terminal, están en sillas de ruedas sin poder caminar».

Se han dado casos de gigantismo a causa de este problema, que tuvieron dedicación al deporte: «Han tenido el tumor en la infancia, lo han curado y terminan como jugadores de baloncesto. A alguno se le notan todavía bien los rasgos».

El encuentro se celebró en el Aula Castelao de la Facultad de Medicina. Los participantes intervinieron indistintamente en español, italiano e inglés, y se ofrecía traducción simultánea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

En Santiago se tratan 25 pacientes de un tumor que provoca gigantismo