«La leyenda del Alemán de Camelle navega por los mares»

Después de navegar por todo el mundo, el catalán llegó?a Camariñas atraído por las historias sobre Man


El catalán Robert Bou, oficial de la Marina Mercante, ha navegado por todos los océanos y pisado la tierra de todos los continentes. Hombre curioso e instruido, no desperdicia ninguna oportunidad de conocer a fondo los sitios adonde le llevan sus múltiples viajes se trata. Conversador reflexivo, es capaz de describir con lujo de detalles las singularidades de lugares geográfica y culturalmente tan dispares como Nueva York, Bergen, Río de Janeiro, Ciudad del Cabo o Hong Kong. Recientemente visitó el Museo de Man en Camelle.

-¿Cómo conoció la existencia de Man, y por qué el interés en viajar hasta su museo?

-La leyenda del Alemán de Camelle navega por los mares. Los buques cambian de tripulación con cierta frecuencia y he tenido la oportunidad de navegar con muchos gallegos. En las conversaciones que surgen bordo, a menudo salen a relucir interesantes anécdotas sobre este hombre. También, hace par de años escuché una magnífica canción de mi compatriota Joan Isaac inspirada en Man, y con anterioridad, ya tenía referencias del documental que el francés Noël Mamére hizo sobre su vida. Busqué información en Internet, conociendo entre otras cosas que, viviendo casi en la miseria, había dejado más de 100.000 euros con la indicación testamentaria de que se empleasen para mantener su legado. Y ahora que estoy en Galicia, la curiosidad, o el instinto, me han traído hasta aquí.

-Por fin ha visto el museo. ¿Qué le parece?

-He visto las ruinas de la que debió ser una muy original obra de arte. Tengo la impresión de estar frente a un ser vivo; una especie de gigantesco pulpo con tentáculos de piedra, de piedra viva. No entiendo cómo es posible tanto abandono. La caseta está a punto de derrumbarse, faltan muchas piezas, hay todo tipo de desperdicios en los alrededores del museo.

-Tal vez no sepa que está previsto constituir una fundación centrada en el legado de Man.

-Me parece una magnífica idea, pero deberían actuar cuanto antes, porque lo que hoy se pierde mañana será muy difícil o imposible de recuperar.

-Ha visto muchísimo mundo. ¿Qué lugares del planeta le han impresionado con más fuerza?

-He estado en ciudades con un desarrollo tecnológico increíble donde las personas viven como si fuesen máquinas, y en sitios donde la miseria es tan espantosa que ofende la dignidad de cualquiera... Galicia es un pequeño paraíso, y tal vez muchos de sus habitantes no lo sepan.

-¿Alguna experiencia reciente que contar?

-La buena, compartir viaje a Taiwán con el grupo de teatro La Fura dels Baus. La mala, un encontronazo nocturno con otro barco en el estrecho de Singapur; la proa de nuestro buque se aplastó cerca de tres metros. En los primeros momentos, pensamos muy en serio que nos íbamos a pique.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

«La leyenda del Alemán de Camelle navega por los mares»