«La familia ha perdido la capacidad socializadora»

El educador coordinó la conferencia que se celebró sobre convivencia escolar en el Isidro Parga Pondal


Emilio J. Veiga Río (Padrenda, 1960) fue durante nueve años director del colegio coruñés Fernández Latorre y actualmente es asesor de Educación en Valores en el Centro de Formación e Recursos de A Coruña. Esta semana acompaña a los docentes del IES Portada Alta de Málaga para que divulguen su experiencia en convivencia, mediación y acoso laboral. Precisamente el lunes se encargó de presentar una jornada educativa para profesores de toda la zona en el Isidro Parga Pondal.

-¿Cómo diría que están las aulas gallegas?

-En Galicia, a nivel formal estamos poniendo en marcha los observatorios y planes de convivencia.

-¿Qué validez tienen?

-En el observatorio hay representantes de la dirección, de la jefatura de estudios, de los padres, de los alumnos, del personal no docente y orientadores, junto con el dinamizador de convivencia. Deben hacer un estudio inicial, ver como está la situación...

-¿No supone burocratizar el proceso demasiado?

-En centros que hay casos de bullying o en los que se registran agresiones a profesores, es nuestra responsabilidad que salgan a la luz y determinar las medidas preventivas e intervenir.

-¿Se puede hablar de porcentajes de conflictividad?

-Los estudios realizados a nivel nacional indican que no están siendo tan significativos como aparece en los medios de comunicación o como dicen los políticos. El plan de convivencia pretende atajar estos conflictos y poner las bases a nivel preventivo.

-¿A qué atribuye la actual situación?

-A que las aulas son cada vez más heterogéneas, a lo que se une una desestructuración familiar importante, a que la sociedad es más permisiva y que los trabajos de los padres les restan tiempo con sus hijos. Hoy en día, los chavales tienen de todo, los sobreprotegemos y la capacidad de esfuerzo no se les pide, maduran cada vez más tarde. La familia ha perdido la capacidad socializadora y se le exige a los docentes, que a veces se ven desbordados, incluso por falta de formación.

-¿Qué tiene de singular el caso de Málaga?

-Formaron una estructura en una zona con graves problemas, creando una comisión de convivencia, otra de mediación escolar y un aula de atención individualizada. Los mediadores son alumnos que hacen ese papel de forma voluntaria, que consiguen mejores resultados que si los problemas se los tienen que contar a un mayor. Logran reducir un 50% las expulsiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«La familia ha perdido la capacidad socializadora»