Ayuntamientos y Xunta se acusan del mal estado de los pasos de cebra

La Voz

CARBALLO

07 feb 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

La polémica está servida. Tras el suceso del martes, el atropello de una anciana en Carballo, varios alcaldes de la Costa da Morte han certificado el mal estado en el que se encuentran la inmensa mayoría de los pasos de peatones de la comarca. Los mandatarios dicen que la Administración es la responsable y precisamente desde allí explican que los pasos que se encuentran en cascos urbanos son competencia de los propios concellos. Mientras unos y otros se ponen de acuerdo, los vecinos sufren las deficiencias de señalización de la mayor parte de los pasos de cebra de la zona.

En Coristanco, el alcalde, Antonio Pensado, expresó ayer su malestar. «Temos algúns que están fatal como por exemplo o que se borrou fronte ao tanatorio de Montecelo. Por alí pasan moitísimas persoas a diario polo que é un dos máis polémicos», explicó Pensado. Además, habló sobre los casi invisibles pasos de cebra que se encuentran en pleno centro de Coristanco. «Somos conscientes deste problema polo que imos solicitar a Política Territorial que arranxen canto antes estas deficiencias», indicó el mandatario.

En Ponteceso el alcalde, José Luis Fondo Aguiar, también admitió que en el municipio abundan los pasos de peatones en mal estado y apuntó que espera que se arreglen estos problemas. «Comprendo as queixas dos veciños con respecto a este tema pero mentres non se rematen os traballos na estrada Ponteceso-Buño non van pintar os pasos», dijo. Fondo dio explicaciones sobre la polémica surgida en el núcleo de Pazos, en el municipio de Ponteceso, sobre la existencia de dos pasos de peatones que tras las obras de asfaltado del vial quedaron enterrados bajo el alquitrán. «O último dos pasos -el que se encuentra al abandonar la localidad- Carreteras vaino eliminar, pois a situación na que está é moi perigosa e incumple a normativa», indicó. Según el regidor, la señal está cerca de una curva y muy desplazada al cambio de rasante por lo que supone un gran peligro para los viandantes.

En ese mismo lugar ha muerto gente en los súltimos años. «É unha pena que se chegue a esta conclusión cando xa houbo danos persoais», comentaba ayer un vecino de la zona.

La localidad de Baio es otro ejemplo del pésimo estado en que se encuentran estos espacios. Manuel Muíño, alcalde de Zas, aseguró ayer que son consicentes de que hay pasos despintados y que ya se han puesto en contacto con Política Territorial. «Temos máis necesidades ademas desta -cuenta Muíño- xa que queremos facer o pintado dos aparcamentos e dos vados». El «problema», según el regidor, es que hasta que se redacte una ordenanza municipal de vados no van a contratar a la empresa para hacer todos los pintados. «Aínda temos que resolver o da ordenanza». Mientras tanto, los vecinos critican la falta de actuación de los políticos.