Los tesoros, al descubierto

Reportaje | Mujeres significativas de Camariñas Una guía y una exposición recoge los rostros y las vidas de un buen número de vecinas que destacaron por distintas causas


carballo

?aula Rama, la encargada del área de la mujer en el Concello de Camariñas, hace de guía por la exposición del local de La Marina, que se ha convertido estos días en una antología de lo mejor que ha dado, y da, Camariñas.En las paredes los rostros y las vidas de un buen número de mujeres que tuvieron, y en muchos casos, tiene, mucho que contar, porque aunque hasta ahora casi nadie se había fijado en ellas, sus méritos están más que claros para justificar una exposición, una guía, la de Mulleres significativas , y hasta un monumento, llegado el caso. Son, en total, 43. No hay paneles para todas, pero sí motivos para dárselos. Cuenta Paula Rama que se hizo en su día un estudio en el municipio entre los más jóvenes, y que entonces se supo lo que ya se intuía, que casi todo el mundo valoraba más el trabajo de los hombres que el de las mujeres, por eso decidieron ponerse manos a la obra y darle a cada uno lo que merece. El trabajo de campo empezó en marzo, y desde entonces dos mujeres, como no podía ser de otra forma, empezaron a recoger datos, a hablar con aquellas que el pueblo había designado como significativas a través de las 14 urnas repartidas por las parroquias y de los comentarios que llegaron al Ayuntamiento. Muchas visitas después a familias, archivos parroquiales, juzgados y actas municipales, el material quedó listo. Fueron mujeres también las que, con alguna que otra ayuda, maquetaron el libro. Trabajaron también, y de primeros, los alumnos del IES de A Ponte do Porto. El Ayuntamiento, la Diputación y el proyecto Singra, de la Cruz Roja, pusieron los medios para que la idea pasara a ser una realidad. Y el resultado da para mucho más que un libro. Basta para hacer muchas películas sobre las vidas de unas personas que Rama define como «mulleres multitarefas», porque, además de hacer los más diversos trabajos, en la mayoría de los casos sacaron adelante a sus respectivas familias y todo luchando contra una sociedad en la que quienes mandaban eran los hombres. La lista es extensa y alguna se quedará hoy fuera, que no se ofendan. María del Carmen Rojo, por nombre artístico Mary Carmen Palacios, fue una estrella de la canción en Sudamérica desde 1959. Cantó con Lola Flores o el Dúo Dinámico. Pepita do Roque le hizo, en palillo, una sombrilla a la reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII. Felisa Tajes, imprescindible en lo suyo, trasladaba sobre su espalda ataúdes, cuando se necesitaba, de A Ponte do Porto a Camelle. María Bercia fue parteira, Flora Rodríguez, compoñedora de huesos. Sofía Rivas dio clases gratuitas. Pero también están Dolores Bermúdez o Marisol Soneira. Todas merecen más que esta página. Más que un libro. Mucho más.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los tesoros, al descubierto