En un minuto la res queda lista para el verano


Éste es el octavo año que Ryszard Jwanejed viene a Galicia a trasquilar ovejas. OVICA lo contrata y durante dos meses y medio vive en un país que, según él, es igual a Polonia, muy verde y en el que tiene muy buenos amigos.Ayer, para realizar el trabajo en Tarambollo, lo acompañaba su hijo Marek, de 19 años, y Jozef Biaxy.En Polonia, Ryszard es técnico veterinario, pero los sueldos en su país están muy bajos, alrededor de unos 210 euros mensuales (35.000 pesetas) y por eso viene a ganarse un sobresueldo a nuestro país.Alrededor de un minuto tardan en trasquilar a cada oveja. Esta rapidez les permitió acabar el trabajo en un sólo día en la explotación de Lucía Serrano.El material para esta actividad lo traen ellos. Sólo necesitan un pequeño generador y una maquinilla que recuerda a la de las peluquerías o a las caseras, pero de mayor tamaño.«As ovellas non sufren nada, pero cando voltan xunta as outras prodúcense momentos de extrañeza porque non se recoñecen entre sí», asegura Luis Lamas.En Polonia hace ocho años había una cabaña de ocho millones de ovejas y actualmente ha descendido hasta un millón. «Os profesionáis ségueos habendo, e son dos mellores, por iso nós os traemos ata aquí ano tras ano», declaró Luis Lamas.Una vez que se han quedado sin sus rizos, las ovejas son devueltas al campo. En esta explotación viven al aire libre y sólo son trasladadas a los establos en los días en que están de parto o para su sesión de «peluquería».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

En un minuto la res queda lista para el verano