El puerto exterior de A Coruña generará 15.000 puestos de trabajo en el área metropolitana de A Coruña

La nueva dársena surgió con amplio consenso social para posibilitar el crecimiento económico y alejar los tráficos molestos del centro de la ciudad


Ante el informe publicado por el Tribunal de Cuentas de la Unión Europea sobre la utilización de fondos comunitarios en las infraestructuras portuarias, en el que se analiza la eficacia de la inversión en el puerto exterior de A Coruña, la Autoridad Portuaria señala:

El puerto exterior de Punta Langosteira surgió por la amplia demanda social de alejar los tráficos potencialmente peligrosos y contaminantes del centro de la bahía coruñesa, tras las sucesivas catástrofes marítimas que causaron graves daños a la ciudad: Erkowitz, Urquiola, Mar Egeo y Prestige. Además, la situación del puerto actual, rodeado por la propia ciudad, imposibilitaba su crecimiento e impedía atender las necesidades de las compañías operadoras.

En este sentido, la Autoridad Portuaria subraya que el puerto exterior sí será eficaz en el cumplimiento de sus objetivos de alejar los tráficos molestos y posibilitar el crecimiento. En primer lugar, se ha creado una dársena con grandes calados (24 metros) y una amplia superficie terrestre (150 hectáreas ya construidas), que permitirá albergar en una zona aislada de los núcleos de población los tráficos de petróleo y sus derivados, así como de carbón, cereales y otros graneles sólidos. De hecho, tras la visita que realizaron los auditores del Tribunal para elaborar el mencionado informe, en octubre de 2010, indicaron en sus Observaciones preliminares que el proyecto de Punta Langosteira es «apropiado y acorde a la normativa del Fondo de Cohesión y a la política de transportes de la UE», por la mejora que supondrá en la seguridad marítima.

En segundo lugar, todos los estudios realizados señalan que el nuevo puerto constituirá un polo de generación de riqueza y empleo para el conjunto del área metropolitana de A Coruña. De acuerdo con un estudio elaborado por la Universidad y el Ayuntamiento de A Coruña, la dársena de Punta Langosteira supondrá la creación de 4.000 empleos. A medio plazo, la Autoridad Portuaria estima que se generarán 15.000 puestos de trabajo directos e indirectos, entre los del propio puerto y las instalaciones industriales que se ubicarán en su contorno.

En relación con los accesos, el puerto lógicamente requiere inversiones adicionales, ya que tanto la construcción del enlace viario como del ferroviario se enmarcan en proyectos diferentes. Tal como viene a señalar el Tribunal de Cuentas de la UE, Punta Langosteira alcanzará su máxima eficacia una vez que estén operativos ambos accesos, cuyos proyectos ya están en marcha: la autovía se encuentra en obras y la línea férrea está en fase de estudio informativo, trámite previo a la redacción y contratación del proyecto de ejecución.

No obstante, el proyecto de Punta Langosteira incluyó además un acceso directo al polígono industrial de Sabón, que ya está construido y ha sido costeado por la Autoridad Portuaria, y que lo conecta con la red de vías de alta capacidad.

Con respecto al plazo de ejecución de las obras, estas concluyeron el 28 de diciembre del 2011, ajustándose al plazo marcado por la Unión Europea para la concesión de los Fondos, que expiraba el 31 de diciembre del 2011. Como es natural, cuando se produjo la visita del Tribunal de la UE, en octubre del 2010, el puerto se encontraba en obras.

En resumen, el Tribunal europeo no cuestiona la idoneidad del puerto exterior, dado que lo considera «apropiado y acorde con la política de transportes de la UE», sino que pone el acento en la necesidad de que cuente con buenas conexiones para lograr su máxima eficacia, y en ese objetivo trabaja ya desde hace tiempo la Autoridad Portuaria de A Coruña.

Finalmente, y respecto a otras consideraciones sobre la política de transportes y medio ambiente de la Unión Europea, la Autoridad Portuaria recuerda que el puerto exterior se enmarca en una estrategia comercial y de transporte a largo plazo, incardinada en el sistema portuario gallego y español; y que contribuirá a mejorar las condiciones sociales, económicas y ambientales de A Coruña.

Lonja de Linares Rivas

El informe del Tribunal de Cuentas europeo analiza asimismo la eficacia de la inversión consignada para la construcción de la nueva lonja de A Coruña, situada en el muelle de Linares Rivas. Si bien los auditores apuntan que no ha generado logros en la política de transportes comunitaria, lo que resulta lógico, ya que el propio Tribunal explica que ese no era el objetivo de este proyecto, los miembros del Tribunal afirmaron en sus Observaciones:

«El proyecto consiguió las realizaciones físicas previstas y la infraestructura se utiliza. Se logró el aumento global de la eficiencia en la manipulación de pescado al quedar toda la cadena de producción situada en un mismo edificio. Según la evidencia obtenida en las entrevistas, el sistema de refrigeración, las instalaciones higiénicas y la mejor organización de las operaciones permitió obtener un pescado de mejor calidad y de mejor precio, con arreglo a las normas sanitarias y medioambientales. Por tanto, puede considerarse que se logró el objetivo cualitativo».

«El objetivo cuantitativo secundario del proyecto también se consideró alcanzado porque se registró un incremento constante de los productos de la pesca comercializados. Asimismo, se duplicó la cantidad de pescado comercializado en periodo inmediatamente posterior a la inauguración de las nuevas instalaciones: el volumen total de pescado creció, pasando de 24.302.000 toneladas en 2003 a 43.108.000 toneladas en el 2009».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El puerto exterior de A Coruña generará 15.000 puestos de trabajo en el área metropolitana de A Coruña