Lana Del Rey justifica su concierto en Israel: «Actuar en Tel Aviv no es una declaración política»

La cantante americana ha recibido críticas por su participación en el Meteor Festival

Lana Del Rey será uno de los artistas que encabezan el cartel de la primera edición del Meteor Festival, que se celebrará del 6 al 8 de septiembre en Tel Aviv. Sin embargo, a causa de los constantes conflictos entre el Ejército israelí y los palestinos, muchas personas le pidieron a la cantante estadounidense que cancelara su concierto.

En un comunicado en Twitter, ella se justificó. Lana intentó resaltar que su participación no se debe entender como un apoyo político, así como «tocar en California no significa que mis opiniones estén alineadas con las de mi actual gobierno». «Entiendo que muchos de ustedes están molestos con eso. Creo que la música es universal y debería ser usada para acercarnos a los demás», asegura.

«Aceptamos hacer este show para los jóvenes de allí, y el plan es que sea hecho con una energía cálida y énfasis en la paz», añade la cantante. «Si no concuerdan con eso, yo lo entiendo ... No siempre estamos de acuerdo con las políticas de los lugares donde tocamos, incluso en nuestro propio país, pero somos músicos que dedicamos nuestras vidas a estar en la carretera».

Además de Lana Del Rey, el Meteor Festival incluye en su programa nombres como el saxofonista estadounidense Kamasi Washington, el rapero A$AP Ferg, la DJ rusa Nina Kraviz y el dúo belga Soulwax, entre otros. 

Artistas como Roger Waters, Lorde, Gorillaz, Lauren Hill y Gilberto Gil han mostrado públicamente su apoyo a la causa palestina. La cantante neozelandesa Lorde canceló un concierto que haría en Tel Aviv en junio de este año. «He recibido un número enorme de mensajes y cartas y he tenido muchas conversaciones con personas con diversos puntos de vista, y creo que la decisión correcta en este momento es cancelar el concierto», afirmó Lorde en un comunicado.

Votación
1 votos
Comentarios

Lana Del Rey justifica su concierto en Israel: «Actuar en Tel Aviv no es una declaración política»