Científicos apuntan a la consanguineidad como la causa del peligro de extinción del los urogallos

La Universidad de Oviedo realiza un estudio que analiza el estado de conservación de la especie sobre datos genéticos de la población cantábrica y pirenaica

Ejemplar de urogallo macho en Benasque
Ejemplar de urogallo macho en Benasque

Redacción

La Universidad de Oviedo ha puesto en marcha un proyecto de investigación para obtener información sobre el estado de conservación de los urogallos a partir de datos genéticos de la población. El objetivo de esta iniciativa, financiada por la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, es obtener información actualizada y con aproximaciones metodológicas comunes sobre la variabilidad genética actual de las poblaciones de urogallo cantábrico y pirenaico. A la vista de los resultados obtenidos hasta el momento, el personal investigador apunta a que la consanguineidad puede estar provocando problemas en la población cantábrica y quizá en la pirenaica. No obstante, subraya que para responder con mayor precisión a estas preguntas es necesaria una evaluación a partir de marcadores o métodos que analicen una proporción del genoma, así como de genes asociados a funciones metabólicas concretas.

Los resultados más llamativos hasta la fecha son las diferencias apreciables en la estructura de los marcadores analizados entre las poblaciones cantábrica y pirenaica, «esperables pero interesantes» al proceder de un análisis particularmente comparable, según la Universidad de Oviedo. Asimismo, se han encontrado niveles similares de variabilidad genética en ambas poblaciones, algo más baja en el caso de la población pirenaica, así como valores muy similares y moderados de consanguinidad en los dos casos.

El proyecto, denominado Examen de la pérdida de variabilidad genética como determinante del declive demográfico del urogallo cantábrico, se traduce en el análisis de nueve marcadores genéticos, extraídos por el personal investigador de excrementos y plumas de muda, y a partir de la información obtenida se realiza la comparación de la variabilidad genética de ambos. El personal investigador obtuvo información de 17 machos y 10 hembras de la población cantábrica y de 16 machos y 14 hembras de los ejemplares pirenaicos.

La extinción del urogallo, entre las 10 grandes evidencias del cambio climático en España

E. G. Bandera
Ejemplar de urogallo macho en Benasque
Ejemplar de urogallo macho en Benasque

El mayor riesgo para la biodiversidad en Asturias es la disminución de hayedos en los concejos del sur

El verano es casi cinco semanas más largo que en 1980. Las temperaturas medias han subido mínimo más de un grado en prácticamente todas las ciudades de España. La temperatura del mar Cantábrico ha aumentado también a razón de 0,24ºC por década desde entonces. Son algunas de las evidencias del cambio climático que no solo se están viviendo hoy, sino que además vienen acarreando graves consecuencias en la biodiversidad, que es esencial para que haya vida -también humana- en el planeta. De hecho, una de las diez grandes evidencias del cambio climático en España es el impacto que ha tenido a lo largo de estas décadas sobre las poblaciones de urogallo en el Cantábrico.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Científicos apuntan a la consanguineidad como la causa del peligro de extinción del los urogallos