La Tierra, un planeta cada vez más cálido

La Agencia de la Atmósfera y el Océano de Estados Unidos presenta un mapa con las anomalías registradas en el mundo. Todas son por temperaturas extremas

El calor pone a prueba a Ourense

Para entender el cambio climático uno debe abandonar el localismo. Se trata de una amenaza a escala planetaria y, como tal, hay que tener una perspectiva global. El pasado julio no fue precisamente muy veraniego en Galicia, con una ausencia total de calor. Por ello, algún gallego pudo preguntarse ¿dónde está el calentamiento del que habla la ciencia?

Lo primero que debe tenerse en cuenta es que en un contexto en el que aumenta la temperatura uno no debe esperar únicamente calor. Los inviernos pueden ser perfectamente más fríos, sobre todo viendo el comportamiento reciente de la corriente en chorro. Por otra parte, si se levanta la lupa de la comunidad gallega, las anomalías registradas en julio ponen de manifiesto que el mundo es cada año más cálido.

La Agencia del Océano y la Atmósfera de Estados Unidos (NOAA) destacó en su último informe que julio fue el mes más caluroso desde que comenzaron a tomarse registros, en 1880, con un valor de 0,95 grados sobre la media. El significado que tiene cada grado se justifica mejor cuando uno revisa el pasado y observa cuál era la temperatura durante la última glaciación: solo seis menos que la actual.

La NOAA ha presentado además un mapa con las principales anomalías que se registraron en todo el planeta. En Europa, por ejemplo, resalta la intensa ola de calor que batió récords en muchos países como Reino Unido, Holanda y Francia. Le acompañan otras diez situaciones repartidas por todo el globo en las cuales las temperaturas fueron extremas. Incluso en zonas del hemisferio sur, donde es invierno, el calor fue noticia.

Tampoco se olvida de lo que está ocurriendo este verano en los polos. La extensión de hielo en la Antártida fue en julio la más baja de la historia registrada. Mucho más grave es la situación en el círculo polar ártico. La masa de hielo se redujo un veinte por ciento. Parte del calor que faltaba en Galicia en julio se concentró en Groenlandia, que sufrió un deshielo histórico. En solo 24 horas perdió once mil millones de toneladas de hielo.

Una atmósfera más cálida contiene más vapor de agua y aumenta la capacidad para descargar agua. La NOAA menciona el caso del ciclón Barry, que generó lluvias torrenciales históricas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

La Tierra, un planeta cada vez más cálido