El cambio climático,  una crisis en toda regla según la Fundéu

La fundación defiende que la expresión «crisis climática» es más adecuada para referirse a las consecuencias del calentamiento global causado por la actividad humana


La expresión «crisis climática» es más adecuada que cambio climático para referirse a la magnitud y a las consecuencias del calentamiento global causado por la actividad humana, señala la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA.

Si bien en los medios de comunicación se viene empleando la denominación «cambio climático» para aludir al aumento de la temperatura del planeta Tierra provocado por las emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia de los combustibles fósiles, amplios sectores de la comunidad científica consideran que se trata de una fórmula que no describe con la suficiente precisión la gravedad de la situación actual.

En ese sentido, muchos expertos empiezan ya a emplear la expresión «crisis climática», que refleja con mayor contundencia las consecuencias de este aumento de la temperatura global que provoca la subida del nivel del mar, el deshielo de los glaciares, fenómenos meteorológicos extremos, y que reduce la biodiversidad y conlleva riesgos para la salud de las personas.

Desde un punto de vista lingüístico, la palabra «crisis», que el Diccionario académico define como «cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación, o en la manera en que estos son apreciados» o «situación mala o difícil», es plenamente válida en este contexto.

Por ello, aunque la expresión cambio climático no es censurable, cuando se quiera enfatizar la amenaza que este supone, se recomienda emplear la expresión crisis climática, como se muestra en estos ejemplos: «La crisis climática y cómo abordar medidas eficaces» o «La crisis climática no solo es grave, es urgente».

Además, comienza a tener también uso la expresión «emergencia climática» («Los jóvenes piden en la calle que se declare la emergencia climática» o «Hacia la declaración de emergencia climática: qué es y para qué sirve»), con la que, yendo un paso más allá, se pide el reconocimiento de que estamos ante la mayor amenaza a la que se ha enfrentado la humanidad.

La Fundéu BBVA que trabaja asesorada por la Real Academia Española y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, además, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Accenture y Prodigioso Volcán.

El cambio climático amenaza el carácter atlántico de los gallegos

Xavier Fonseca
Combatiendo el calor con un helado en Covas, Viveiro
Combatiendo el calor con un helado en Covas, Viveiro

Según los expertos, con más horas de sol aumentarán las relaciones sociales, generando una personalidad más propia del Mediterráneo

La identidad de Galicia está vinculada a su clima. No podía ser de otra forma en la comunidad donde más llueve de la Península. Incluso en Europa cuesta encontrar una zona con tanta precipitación. Solo en el norte de Escocia se acumula más agua cada año. «El clima gallego se considera oceánico en la clasificación de Koppen, bastante suave y con diferencias entre verano e inverno que son menos acusadas que en otros lugares. La presencia del Atlántico y la circulación del oeste típica de las latitudes medias provocan estas condiciones», reconoce Juan Taboada, de MeteoGalicia.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El cambio climático,  una crisis en toda regla según la Fundéu